Conectados con Dios desde cualquier lugar

Conectados con Dios desde cualquier lugar

Por

conectados_con_dios_en_cualquier_lugar Usted ya habrá usado el Skype o el Face Time para conectarse con un familiar al que extrañaba o incluso participar en una videoconferencia con el jefe que está en otra ciudad. Pero ¿usted ya imaginó asistir un culto usando esas aplicaciones? La idea surgió hace pocos meses, en una Universal de Vancouver, en Canadá. Y salió bien.

Vancouver está localizada en la costa oeste, en la provincia Columbia Británica. Hace casi tres años la Universal abrió la primera “tiny church” (pequeña iglesia) en Kingsway, una de las principales avenidas.

Para quienes viven en otras provincias el trayecto es largo. Es lo que cuenta el colombiano Omar Babativa, 43 años, que vive en Edmonton, Alberta. La ciudad está a 1.150 kilómetros de Vancouver, un viaje en avión duraría aproximadamente tres horas, en auto, alrededor de 15 horas y en tren sería casi el doble, 28 horas.

Como era difícil para Omar atravesar la provincia, él tuvo la idea de llamar al pastor de Vancouver. De allí surgió la inspiración de usar el Face Time. “Hicimos una prueba con la aplicación y a él le gustó mucho (vea la foto). Desde entonces, él no se pierde una reunión”, dice el pastor portugués Marco Almeida, responsable de la Universal en Vancouver.

Y, aun virtualmente, el colombiano encontró un nuevo rumbo. “Ahora yo no estoy más lejos de Dios. Y tengo fe que un día la Universal va a llegar aquí también.”

conectados_con_dios_en_cualquier_lugarIITecnología en alta

Esa no es la primera vez que las personas de Vancouver usan la tecnología en favor de la fe. Hace cuatro años, el angoleño Tavares Kudinda, 36 años, se sintió perdido cuando su matrimonio se debilitó. Como aún no existía Universal en la ciudad, la opción fue ver la TV Universal.

A causa del cambio horario no era fácil ver la programación de Brasil. Para ver el culto del domingo, por ejemplo, Tavares se conectaba a las 3:30 a. m. “Me quedaba despierto, esperando. Cuando el obispo pisaba el Altar, me levantaba de la silla como si estuviese personalmente en la iglesia.”

Hoy, Tavares participa presencialmente, en el templo de la Universal en Vancouver, localizada en Kingsway 3475 – Unit 2. “Restauré mi matrimonio. La programación de la Universal en internet, literalmente, salvó mi vida”, celebra.

Si en su ciudad aún no existe una Universal, acompañe lo que sucede en los templos ingresando al canal en internet: tvuniversal.org.ar/.