Compartiendo el pan con el prójimo

Compartiendo el pan con el prójimo

Por

elpanvenz.690x460La Fundación T-Ayudo en Venezuela, brazo asistencial de la Universal, viene realizando acciones en favor de las comunidades más necesitadas del país. Semanalmente, un grupo de voluntarios vista una institución de inclusión social, que atiende a personas de todas las edades, y realiza un gran almuerzo.

Esta acción llamada “Compartiendo el pan”, recientemente benefició a miles de personas de los Centros de Inclusión Social de la Institución Negra Hipólita, y también la Institución Refugio, para niños y adolescentes, todos ubicados en Caracas (capital del país).

El objetivo de la acción es brindar atención, amor y una palabra de ánimo a las personas que, por ejemplo, sufrieron o sufren con el vicio, hasta el punto de la destrucción de la convivencia familiar, y que ahora necesitan un incentivo para transformar y recomenzar la vida. “Me conmueve ver a tantas personas unidas dedicándose a este trabajo de compartir con el prójimo, y el amor con el que tratan a personas que ni siquiera conocen”, dice Daniel Serrano, de 36 años, vicedirector de la Institución Negra Hipólita.

Alrededor de 300 voluntarios, coordinados por el pastor Marcelo Glinsky, responsable del grupo T-Ayudo, han llevado, todas las semanas además del alimento físico, apoyo espiritual a estas personas, a través de los consejos, la entrega de libros y las oraciones.

elpan.690x460Más de 10 mil personas han sido beneficiadas con esta acción.”Los responsables de las instituciones están muy agradecidos. Ellos reconocen que, después de las visitas, muchos internos que se sentían abandonados, empiezan a sentirse valorados, porque saben que todavía hay personas preocupadas por su bienestar”, destaca el pastor Marcelo Glinsky.

Emilio Diaz, de 28 años, afirma que la visita es bienvenida. “Con la llegada del grupo T-Ayudo, recibí el apoyo, cariño y afecto que no recibo ni de mi familia. Espero que continúen siempre con este trabajo.”

Para Larry Pérez, de 32 años, el trabajo que realizan con ellos refuerza la voluntad de los internos para cambiar de vida. “Estoy muy contento con su presencia, porque vinieron a compartir con nosotros y porque nos dan fuerzas para seguir adelante.”

¿Quiere conocer más sobre el trabajo del grupo T-Ayudo en los países latinoamericanos? Ingrese aquí y vea las acciones que se han realizado.