Cómo superar una decepción

Cómo superar una decepción

Por

¿Cuántas veces esperamos que suceda algo según nuestros planes y nos decepcionamos cuando no sucede de la forma deseada? Estamos rodeadas de personas con pensamientos y actitudes diferentes a las nuestras. Por eso, la decepción puede ser inevitable.

La coaching de relaciones Claudia Arantes Cervo explica que la decepción consiste en la desilusión en relación con las expectativas creadas sobre alguien o alguna situación. “Cuando creamos mucha expectativa, dejamos que las emociones nos guíen. Estamos ansiosas, preocupadas y con la imaginación a mil”, apunta.

La especialista dice que la decepción puede llevar a la mujer a un estado de inconformismo, cuando ella está intentando encontrar las razones para la decepción. “Remover la frustración, que ya trae dolor, generará más dolor.”

Las consecuencias son muchas: usted se sorprende, después su mente se confunde. Entonces, viene la tristeza y, en seguida, el sentimiento de haber sido víctima de una injusticia. Al poco tiempo, ya está sintiendo culpa y desesperación. “Son varias emociones al mismo tiempo. La mujer aumenta más esos sentimientos, vive un “duelo” de la decepción si no sabe administrarlos”, señala Claudia.

El sentimiento de haber sido traicionada es el más evidente, como lo experimentó Géssica Cristine de Oliveira, de 27 años. (Foto de al lado) Cuando comenzó a trabajar en una empresa, hace aproximadamente cuatro años, Géssica hizo amistades con personas con más experiencia. Por ese motivo, se sentía cómoda para contar detalles de su vida. “Yo creía que, por ser mayores que yo, tendrían discernimiento para aconsejarme.”

Pero no fue eso lo que sucedió. Géssica se decepcionó con una de las personas que consideraba su amiga. “Ella me inspiraba confianza, pero le conté algo que llegó a nuestro supervisor.”

Al principio, Géssica se sintió traicionada, porque no tendría la misma actitud. En seguida, se alejó de ella y dejó de hablar sobre su vida. “En el ámbito profesional, las amistades tienen que ser limitadas, porque convivimos con personas con diferentes valores y pensamientos”, dice.

Hoy, ella entiende que la decepción la hizo madurar. “Yo era inmadura y  le contaba todo a cualquier persona que parecía ser mi amiga. Confiar demasiado sin conocer bien no es bueno.”

Indignación inteligente

Si usted no sabe manejar las expectativas, usted limita sus actitudes. Pero, cuando aprende a lidiar con ellas, se va desafiando para vencerse a sí misma, como hizo Marcela Silva de Oliveira, de 29 años. (foto de al lado)

Cuando terminó la carrera de Analista de sistemas en la universidad, ella tenía la esperanza de entrar en el área de tecnología de la empresa en la que trabajaba. El lugar no ofrecía esa oportunidad, entonces, ella aceptaba las vacantes en otras áreas.

Al cambiarse al sector de recursos humanos, Marcela mantuvo el sueño de lograr una vacante en el área de tecnología. Siempre se frustraba. “Siempre que surgía una oportunidad no lo lograba, incluso teniendo recomendaciones para la vacante.”

Una de las mayores frustraciones sucedió cuando, en un proceso selectivo, un practicante fue elegido. “Él no tenía el título y sentí que cometieron una injusticia.”

Después de su graduación y decepcionada con la falta de crecimiento, Marcela decidió buscar otra oportunidad de trabajo. La actitud  le dio frutos. “En una red social llamada LinkedIn, puse mi currículum y el vicepresidente de la empresa donde trabajo vio mi perfil y me preguntó si quería una oportunidad en el área de tecnología.”

Ahora, ella está hace casi dos años en el sector que tanto soñó y dice que ese cambio sucedió porque usó los momentos de frustración como indignación. “Yo creí en mi potencial, invertí y, a través de una red social y de Dios, pude ser vista.”

La frustración provoca muchas sensaciones que afectan a la mujer. Sepa cómo lidiar con eso. Saber cómo actúa usted cuando pasa por una decepción es una manera de aprender a lidiar con ella. “Comience a entrenar cómo reacciona cada vez que se frustra. Después usted no le dará valor a la decepción como antes”, dice la entrenadora.

Otra manera es buscar el lado positivo de lo que le causó la frustración. Por más que la decepción se relacione con un momento negativo, ella contribuye con su formación y usted se convertirá en una persona más fuerte con cada experiencia adquirida.

El Godllywood tiene como objetivo ayudar a mujeres en cualquier situación, desde que realmente quieran ser ayudadas y moldeadas para convertirse en  una mejor mujer. Obtenga más información sobre el grupo y entérese cómo participar de los proyectos del mismo ingresando aquí.