Saber decir no en el momento adecuado ayudará a su hijo

Saber decir no en el momento adecuado ayudará a su hijo

Por

 Muchas madres solteras enfrentan dificultades para imponerles límites a los hijos por creer que ellos ya sufren con la falta del padre, pasando así a sobreprotegerlos, dándoles todo lo que quieren, como si eso fuese a disminuir el daño de esa ausencia.

Los niños terminan creciendo más mimados a cada día, pues quieren todo en el momento que mejor les parece. Pero, en realidad, no puede ser así, hacer lo que ellos quieren está completamente mal. Después de que se acostumbran a tener todo lo que quieren, es muy difícil revertir esa situación.

Consejos para que las madres sepan lidiar con sus hijos:

– Las madres deben ser coherentes e intentar entender las necesidades de los niños, las reglas deben ser puestas de acuerdo con las edades, así, ellos entenderán;

– Mantener siempre la autoridad y mostrarles que no todo lo que ellos quieren debe ser entregado, pues para todo hay un momento;

– Lo esencial es darles amor y cariño, pues eso no se compra y ellos sienten mucha falta, principalmente si la madre trabaja mucho;

– No siempre se debe agradar al niño con juguetes, pues así se acostumbrará a gastar siempre que haga algo bueno. Eso lo dejará mimado;

– Las madres que trabajan mucho y no se pueden quedar todo el tiempo con los pequeñitos deben  siempre hablar con sus hijos por teléfono, pues las sentirán a ustedes más presentes;

– Deben saber decirle “no” a los niños con cariño y explicarles que lo que ellos están queriendo no puede ser en ese instante;

– Llevar al hijo a salir, a paseos simples, como el parque y la plaza, también lo deja más feliz y más suelto. Eso aproximan más todavía a los pequeñitos de la madre.

Con estas reglas básicas del día a día, los pequeñitos no serán mimados y las madres estarán más despreocupadas con eso.

Atención con ellos siempre, pues son niños y deben ser notados, a fin de cuentas, necesitan mostrarle a alguien que están creciendo.

Pregunta respondida por Ilka Almeida, coordinadora del Proyecto T-Amar en Campos dos Goytacazes, Rio de Janeiro.