Como eliminar el “efecto panda”

Como eliminar el “efecto panda”

Por

Las ojeras son un problema muy común que la mayoría de las personas han sufrido en algún momento de su vida, bien sea de forma transitoria o durante largas temporadas.

Hay muchas ocasiones en las que un buen maquillaje puede hacer milagros, sin embargo el primer paso a seguir a la hora de ocultar nuestras ojeras no pasa por la base de color.

Premisas para que el maquillaje sea lo más efectivo posible

Lo primero que tendremos que hacer para luchar contra nuestras ojeras será llevar una alimentación equilibrada acompañada de una buena hidratación, además de una correcta hidratación de la piel. ¿Cómo lograrlo?

– Bebe 2 litros de agua al día.

– Duerme por lo menos 8 horas diarias.

– Utiliza bolsas filtrantes de manzanilla sobre los ojos durante 15 minutos.

– Utiliza pepinillo rebanado sobre los ojos.

– Utiliza pétalos de rosas y aplicarlos sobre el área de los ojos.

– Evita cosméticos de mala calidad.

Una vez que hayamos tomado las medidas necesarias para favorecer las ojeras desde el interior llega el momento de terminar de taparlas con un buen maquillaje.

Evita los antiojeras comerciales

En el mercado hay multitud de marcas cosméticas que ofertan productos específicos antiojeras, estos productos por lo general tienen forma de pincel y dosifican el producto a través de sus cerdas.

Este tipo de maquillaje es muy cubritivo y de una tonalidad muy clara para contrarrestar el tono azulado o morado de las ojeras por lo que si no somos unas profesionales del maquillaje es muy probable que caigamos en el temido y poco favorecedor ‘efecto oso panda’.

Seguramente alguna vez hemos visto a alguna mujer con un tono más claro en el contorno del ojo que en el resto del rostro. Este es lo que se conoce como ‘efecto oso panda’ y está provocado por una mala aplicación del antiojeras.

El truco de maquillaje infalible contra las ojeras

Para evitar este efecto tan poco favorecer hay un truco de maquillaje que nos ayudará a disimular nuestras ojeras y que es el recomendado por muchos maquilladores profesionales.

En primer lugar, con el rostro ya limpio e hidratado, aplicaremos con la yema de los dedos unos toquecitos de nuestra base en crema habitual sobre la zona de las ojeras a cubrir asegurándonos de que éstas queden bien cubiertas.

A continuación dejaremos reposar un poco el maquillaje para evitar que se mueva al echar la capa superior y comenzaremos a aplicar nuestra base de maquillaje sobre el resto del rostro de la forma habitual hasta que lleguemos a la zona de las ojeras.

Una vez en esta zona continuaremos aplicando la base sobre la zona ya cubierta, pero en esta ocasión de una forma más suave para evitar que se mueva la primera capa aplicada.

De esta forma conseguiremos una cobertura tan opaca como la de un antiojeras con la ventaja de que al ser el mismo tono evitaremos cualquier desnivel entre los diferentes maquillajes.

Si aun así sigues notando presencia de las ojeras le puedes añadir un paso más a tu maquillaje con unos polvos minerales un poco más claros que tu base de maquillaje. Lo correcto es aplicarlos sobre la zona de las ojeras con unos ligeros toques y siempre de una forma muy difuminada para después dar unos toques sobre el resto del rostro para igualar el tono.

Si notamos nuestro tono un poco más claro de lo habitual compensaremos con un toque de blush en las mejillas e intentaremos desviar la atención del maquillaje a los labios aplicando un tono con algo de color.

Gracias a este truco podrás disimular tus ojeras a lo largo del día, pero recuerda que el mejor aliado está en el interior, una buena alimentación y a la ingesta de unos dos litros de agua diarios.