Cómo cortar las raíces malas

Cómo cortar las raíces malas

Por

Usted ha identificado la raíz de su problema. Muy bien. Ahora, ¿cómo cortarla? Esa es la pregunta que muchos se hacen.

Por su definición, cortar es un acto agresivo. Un corte suave, nítido, y pequeño causará algunas lesiones. Cortar significa que algo fuerte penetra algo más y hace una apertura, una incisión o herida. En otras palabras, es un movimiento intrusivo, que altera el estado original de un órgano o una cosa. Y en el caso de los seres vivos, puede ocasionar la muerte.
Por tanto, cortar la raíz, es un acto agresivo de parte suya. No se puede desear que desaparezca una raíz mala. Debe ser agresivo, despiadado y nítido en su determinación para cortarla. ¿Qué hacha puede usar? En la mayoría de las veces es lo que más dolerá para la raíz.

– La humildad es el hacha para cortar el orgullo.

– La generosidad es el hacha para cortar la avaricia.

– El dominio propio es el hacha para cortar la ira, excesos y vicios.

– La diligencia es el hacha para cortar la pereza.

– La bondad es el hacha para cortar el egoísmo.

– El coraje es el hacha para cortar el miedo.

– La sinceridad es el hacha para cortar la hipocresía.

– Un pacto con Dios es el hacha para cortar los demonios y las maldiciones.

¿Usted me está entendiendo?

Para cortar la raíz mala, usted debe golpear donde más le duela, con lo que duela más, y repetir el proceso hasta que desaparezca.

Doloroso. Trabajo arduo. Ciertamente no acontece de un día para otro.

Pero efectivo.