Como actuar en una entrevista de trabajo

Como actuar en una entrevista de trabajo

Por

Las entrevistas de trabajo son situaciones en que seguramente nos sentimos observados y nerviosos porque está en juego el puesto al que aspiramos. Aquí te explicamos como actuar en una entrevista de trabajo.

En una entrevista la primera impresión es decisiva. Por eso no llegues tarde, cuando entres camina derecho, dale la mano a tu entrevistador con firmeza, pero sin apretar demasiado. Salúdalo por su nombre si lo conoces, mirándolo a los ojos, y no tomes asiento antes de que te lo ofrezcan.

De ninguna manera deberás contestar tu celular o leer  mensajes de texto, masticar chicle tanto antes como durante la entrevista y no aceptes un cigarrillo si el entrevistador te lo ofrece.

Como desenvolverse durante la entrevista

Durante la entrevista de trabajo siempre muestra confianza en ti mismo y manifiéstate con naturalidad, adoptando una postura relajada pero sin tomarte demasiadas confianzas. Trata de estar lo más atento posible a tu lenguaje gestual, evitando gestos que demuestren nerviosismo como morderte las uñas, tocarte el pelo, jugar con llaves o lapiceras, etc.

Es importante que manifiestes tu interés y buena opinión sobre el organismo o empresa durante toda la entrevista. Mantente atento a tu entrevistador, concentrado, sin dejar en ningún momento de manifestar esa atención. Míralo siempre a los ojos, ya que si esquivas su mirada y la diriges al suelo causas sensación de poco confiado.

Si hay preguntas que no comprendes bien, pide aclaración antes de responder, no te precipites en tus respuestas, tal vez no hayas entendido bien y eso te llevará a contestar en forma equivocada y a embarrarte provocando que se caiga todo lo que has avanzado en la entrevista.

En cuanto a la comunicación durante la entrevista, nunca interrumpas al entrevistador y no pretendas llevar la entrevista, recuerda que es él quien debe tomar la iniciativa. Siempre mantén un tono cordial y amable y argumenta tus respuestas.

Si te preguntan sobre tu disposición para viajar y trasladarte, deja siempre abierta la posibilidad de estar dispuesto a hacerlo, siempre y cuando por cuestiones personales esto te sea imposible, como así también no descartes desde el primer instante empezar desde abajo.