Casos Imposibles

Casos Imposibles

Por

“Me dolía hace meses, pero Dios me curó”

Cecilio: “Yo tenía dolores de espalda hace tres o cuatro meses, eran continuos. También me dolía el pecho y mejoré bastante, pero me quedó una secuela. Hasta que vine a los Casos Imposibles y de a poco el dolor salió. Dios me curó a través de mi fe. Vale la pena venir los sábados”.
 
 
 
“Estaba desesperada, angustiada”

Delia: “Cuando vine, mi esposo había fallecido y estaba desesperada. No tengo hijos, así que me sentía asustada y angustiada. Vine, empecé a ayunar y estoy mejor. La tristeza, salió completamente, ahora creo que Dios está conmigo, no le tengo miedo a nada”.
 
 
 
“La deuda era de más de 200 mil pesos”

Ibeth: “Usé la fe y pude pagar una deuda. Pensé que no iba a poder saldar los más de 200 mil pesos; porque tenía un sueldo que no alcanzaba para nada. Vine al Altar, empecé a hacer mis propósitos. Dios me respondió, y encima tengo más trabajo. Vale la pena venir los sábados”.
 
 
 
Participe de los Casos Imposibles todos los sábados a las 7 h, 9 h, 15 h y 18 h en Av. Corrientes 4070, Almagro.

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al (011) 5252-4070.

La Iglesia Universal del Reino de Dios aclara que todos los conceptos emitidos en este periódico,como en su programación radial y televisiva, en modo alguno deben ser interpretados en desmedro de la medicina, ni de quienes la practican. NO DEJE DE CONSULTAR A SU MÉDICO.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games