Casos Imposibles

Casos Imposibles

Por

“Creía que no había cura”

Patricia: “Me diagnosticaron cáncer de cuello de útero. De noche no podía dormir y tomaba pastillas. Creía que no había cura.
Hasta que una mujer me invitó a los Casos Imposibles y así llegué. Hice lo que aconsejaron, usé la fe. Traía mis estudios a las reuniones. Todos los sábados perseveraba creyendo que saldría bien. Con el tiempo, los dolores fueron desapareciendo. Cuando me di cuenta, todo se había terminado, fui sanada. Me hice los exámenes nuevamente y no tengo nada. Dios me mostró que no hay nada imposible”.

“Pensé que estaba destinada a sufrir”

Elva: “Yo sufría de los nervios, no conciliaba el sueño si no fumaba, así viví años. En las pesadillas veía a mis hijos morir. Escuchaba ruidos, sentía una presencia que me tocaba. Vivía una preocupación tras otra y pensaba en la muerte. Pensé que estaba destinada a sufrir.
Una vecina me invitaba a la Universal, pero yo me negaba. Pero mis hijos se metieron en las drogas, por ellos llegué a la Iglesia. Luché y me entregué a Dios. Al participar, todo lo malo desapareció, soy libre y feliz. Ellos fueron liberados de los vicios. Me casé y estoy bien en lo económico”.
 
Participe de los Casos Imposibles todos los sábados a las 7 h, 9 h, 15 h y 18 h en Av. Corrientes 4070, Almagro.

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al (011) 5252-4070.

La Iglesia Universal del Reino de Dios aclara que todos los conceptos emitidos en este periódico,como en su programación radial y televisiva, en modo alguno deben ser interpretados en desmedro de la medicina, ni de quienes la practican. NO DEJE DE CONSULTAR A SU MÉDICO.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games