Casos Imposibles

Casos Imposibles

Por

Sara: “Estaba con hernia de disco, problemas en las caderas, los meniscos de las rodillas rotos y los pies y piernas hinchadas. Me provocaba muchos dolores. Igual vine, apenas caminaba y llegué como pude. Con la primera oración me fui aliviando, pasé por la Sal y ya no tengo más dolores en la columna, ni en la cadera y puedo caminar. Logré mover las rodillas gracias a Dios, valió la pena venir”.

María: “Anoche llamé al programa y vine a pesar del dolor. Estoy con problemas hace mucho tiempo, porque tuve un accidente y tengo platino en las rodillas. Pasé por 16 operaciones. Lo último que me habían dicho fue que me pondrían una prótesis. Sin embargo, mi médico prefirió que no porque decía que era muy joven para eso. Pero vine y ahora estoy libre, sin dolor gracias a Dios”.

Jorge: “Decidí venir a la Iglesia después de ver el programa de televisión. Soy de San Martín y me llevó como dos horas de viaje. Tengo problemas en los ligamentos de la rodilla. Un día me quedé paralizado en la calle, no podía caminar. Iba a los médicos y nadie me quería operar. Es la primera vez que vengo, pero tengo una fe bárbara. Me curé, caminé ligero, corrí, estoy contento, gracias a Jesús”.

Participe de la reunión de los Casos Imposibles. Sábado a las 7, 9, 15 y 20 h en Av. Corrientes 4070, Almagro.

Si usted quiere comunicarse con nosotros, puede hacerlo llamando al 5252-4070.

La Iglesia Universal del Reino de Dios aclara que todos los conceptos emitidos en este periódico,como en su programación radial y televisiva, en modo alguno deben ser interpretados en desmedro de la medicina, ni de quienes la practican. NO DEJE DE CONSULTAR A SU MÉDICO

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games