Casos Imposibles

Casos Imposibles

Por

Tuvo fuertes dolores durante años

Ana llegó a la Universal buscando la solución que necesitaba. Participó de la Cadena de los Casos Imposibles, puso su fe en práctica: “Estaba con dolor en el brazo, hacía más de un año, no lo podía levantar con facilidad, vine muy mal”, comenta. “Participé el sábado pasado, recibí la oración y después de pasar por el Valle de la Sal, el dolor del brazo desapareció. Gracias a Dios estuve bien toda la semana, sin dolor”, concluye.

“Mi nieta estuvo al borde de la muerte”

Verónica luchó por su nieta y Dios le respondió: “Tengo una nieta que sufrió de tiroides, a ella le quedaban meses de vida, los médicos decían que no iba a vivir, no le daban esperanza. Ella no iba a llegar a los ocho meses de vida”, comenta.

Perseveré en la Cadena de los Casos Imposibles y está bien. Gracias a Dios, ya no tiene nada. Los doctores me decían que era imposible que se curara”, finaliza.

“Mi hijo sufrió un derrame cerebral”

Lidia participó de la Cadena de los Casos Imposibles y recibió la respuesta: “Mi hijo sufrió un derrame cerebral. Eso le deformó la mitad del rostro. Participando en las reuniones de los Casos Imposibles, él volvió a la normalidad. Su rostro está como siempre, él se sanó.

Además, esta semana tuve dolores en el estómago. Pero luego de la oración, ya no me duele más, estoy muy bien gracias a Dios”, concluye.

Participe de la reunión de los Casos Imposibles. Sábado a las 7, 9, 15 y 20 h en Av. Corrientes 4070, Almagro.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games