Caribeños abrazan la oportunidad de nacer de nuevo

Caribeños abrazan la oportunidad de nacer de nuevo

Por

Una verdadera multitud se apoderó de las playas del Caribe el sábado 10 de octubre. El objetivo de todos los que estaban allí era abandonar la antigua vida y, finalmente, entregarse al Señor Jesús, por medio del bautismo en las aguas.

El evento fue organizado por el grupo de evangelización de la Universal en el Caribe, y se realizó en las islas de Martinica, Guayana y Guadalupe. Bajo el liderazgo del pastor Claudio Roberto, el grupo se basó en las Escrituras Sagradas para realizar el evento: «Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.» (Marcos 16:15-16)

«Con esa misión, la Universal ha llevado a cientos de personas esta fe transformadora, viva, inteligente y eficaz», informa el pastor Claudio.

En el bautismo realizado este día, más de 170 personas entregaron verdaderamente sus vidas en las manos de Dios. Una de ellas fue Cécile Thérese, que llegó a la Universal en la Inauguración del nuevo templo en Guadalupe, hace aproximadamente 20 días, y ya ve en su vida los resultados.

«Yo sufría a causa de una separación que me llevó a un estado depresivo, al punto de que no comía ni dormía», cuenta ella. «Como consecuencia de esa tristeza, entré en el vicio del alcohol y, varias veces, bebía y conducía, colocando en riesgo mi vida y la de los otros.»

Cécile afirma que su estado era malo al punto de que todas las semanas la internaban en el hospital. Ese sufrimiento duró dos años y nueve meses. «Llegué a los encuentros de fe pesando 42 kilos y desilusionada. Hoy estoy aprendiendo a usar mi fe y a entregarme un 100% a Dios. En 16 días aumenté 13 kg y volví a dormir y a comer bien. Estoy restableciendo mi salud», afirma Cécile.

Si usted también quiere obtener la Salvación y conocer el poder que Dios tiene para transformar su vida, ingrese aquí y lea sobre el bautismo en las aguas.