Cáncer de mama: los hombres también lo sufren

Cáncer de mama: los hombres también lo sufren

Por

salud01847
A pesar de que se trata de una enfermedad mucho más frecuente, como sabemos, en las mujeres, pocos saben que también los hombres pueden tener cáncer de mama. Justamente, por tratarse de algo desconocido, llama la atención.

Hay que señalar que en general se la detecta en los varones en estados muy tardíos, y por lo tanto más peligrosos.

El doctor Federico Coló, vicepresidente de la Sociedad Argentina de Mastología (SAM), lo explica así: “El cáncer de mama en el hombre es poco frecuente -solo representa el 1%- pero existe, y se da en general cuando existen antecedentes familiares, es decir, se da la variación genética que en el total de los cánceres de mama representa entre un 5 y un 8%”.

“Hasta el momento -agregó el especialista- la ciencia no ha podido determinar por qué este cáncer afecta más a las mujeres, aunque algunos primeros estudios señalan que sería por influencia de las hormonas, pero no está comprobado”.

El doctor Barera también miembro de la SAM, señala que “en los hombres generalmente la forma de presentación es un nódulo en la mama, que hay que saber diferenciar de una afección benigna denominada ginecomastia, que implica el aumento de tamaño en forma global y sin induraciones”.

“El cáncer y los problemas coronarios me llevaron al borde de la muerte”

s-paulina847Paulina Eugenia Palacios llegó a la Universal con su salud seriamente afectada. Estaba enferma de cáncer de mama, lo cual se sumaba a otros padecimientos que ya tenía, como un problema coronario terminal, diabetes y problemas de intestino.

“Estaba muy mal, recuerdo que tuve un infarto que me afectó la vista y el oído, no veía y estaba sorda, hasta no hablaba. Durante dos años me invitaron a participar de las reuniones hasta que acepté y me sorprendí con lo que Dios hizo en mi salud. Usé mi fe y fui sanada del cáncer de mama y del problema coronario terminal. Dios restauró mi salud, la diabetes y los problemas intestinales también desaparecieron”, explica sonriendo. Ella encontró una salida cuando ya no le quedaban ni fuerzas para luchar y eso cambió su vida para siempre.