Brasil se convirtió en la séptima economía mundial

Brasil se convirtió en la séptima economía mundial

Por

“Como Brasil creció más que el promedio de los demás países, importó más, y por eso ayudó a otros países a salir de la crisis”, señaló Mantega.

Brasil anunció ayer que se convirtió en la séptima economía del mundo, luego de haber registrado un crecimiento de 7,5% en 2010, el mejor resultado de los últimos 24 años, que fue festejado por todo el gobierno y la propia presidenta, Dilma Rousseff.Fue el mayor crecimiento de la economía brasileña desde 1986, destacó un despacho de la agencia de noticias ANSA.

En total, el Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil en 2010 fue de 2,1 billones de dólares, con una renta per cápita de 11.185 dólares.”Si consideramos los precios y el poder de compra, en una cuenta que debe hacer aún el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, logramos un PIB de 3,6 trillones de reales, lo que nos coloca en séptimo lugar, superando a Francia y a Gran Bretaña”, dijo el ministro de Economía, Guido Mantega.

Por su parte, la presidenta Rousseff usó un término muy particular para demostrar su beneplácito con el resultado del último año de gobierno del presidente Luiz Lula da Silva.”El Pibao (aumentativo de PIB) fue bueno”, declaró la mandataria, quien asumió el primero de enero pasado, en un breve contacto con periodistas al recibir en Brasilia al primer ministro de Timor Oriental, Xamana Gusmao.”Es un número muy razonable que demuestra que Brasil tiene capacidad de crecimiento”, dijo Rousseff, quien agregó que “tranquilamente” el crecimiento de 2011 será de entre 4,5% y 5%, aunque descartó que se busque repetir la marca de 2010.Para Rousseff, su objetivo es buscar “una tasa de crecimiento razonable, sustentable y permanente”, y reiteró que “de ninguna manera” dejará fuera de control a la inflación.”Vamos a tener un ojo en la estabilidad y otro en la inversión”, subrayó.

En 2010 el PIB brasileño, el mayor de América latina, estuvo empujado por el crecimiento del 10,1% de la industria, seguido por la agricultura y ganadería con un avance del 6,5% en 2010, según los números del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).La expansión del PIB en 2010 fue la mayor en los últimos 24 años y se vio “beneficiada por la baja base de comparación de 2009, cuando el PIB tuvo una retracción del 0,3 por ciento, consignó el IBGE.El ministro de Hacienda, Mantega, sostuvo ayer que en 2010 Brasil tuvo el quinto mayor crecimiento entre los países que integran el Grupo de los 20, detrás de China, India, Argentina y Turquía.

“Como Brasil creció más que el promedio de los demás países, importó más, y por eso ayudó a otros países a salir de la crisis”, señaló Mantega.También aseguró que el ritmo de la economía comenzó a “desacelerarse”, y consideró que de ese modo se reducirá el riesgo de un aumento alto de la inflación.El miércoles el Banco Central, que expresó su preocupación con el alza inflacionaria, aumentó las tasas del interés en un 0,5 por ciento, llevándolas al 11,75 por ciento.El gobierno realizó un ajuste de 30 mil millones en el presupuesto de 2011 con el objetivo de desacelerar la economía y evitar presiones inflacionarias.

Según el IBGE, el consumo de las familias nuevamente fue crucial para la expansión económica récord, ya que respondió por el 60% del PIB, seguido por la influencia de la inversión, que subió 21,8%.El IBGE detalló que en el cuarto trimestre de 2010 la economía creció 0,7% en relación al tercero. Y en comparación con el último trimestre de 2009, el de 2010 avanzó 5%.