Beber triplica el riesgo de enviciarse con la cocaína

Beber triplica el riesgo de enviciarse con la cocaína

Por

Los que consumen bebidas alcohólicas son tres veces más propensos a enviciarse con la cocaína. No hace falta ser alcohólico, basta con consumir bebidas, moderadamente, para que la adicción a la cocaína se vuelva posible.

El estudio lo realizaron investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia, en Nueva York, Estados Unidos. Para el experimento, se utilizaron ratas de laboratorio, que poseen un organismo e incluso una actividad cerebral muy similar a la de los seres humanos (por ese motivo, la mayoría de los estudios científicos se realiza en estos animales, incluso, por ejemplo, la producción de vacunas).

Las ratas fueron divididas en dos grupos, un grupo recibió bebidas alcohólicas y el otro no. Diez días después, ambos recibieron dosis de cocaína, pudiendo elegir si querían recibir más de la droga o no.

Las ratas que consumieron bebidas alcohólicas demostraron un comportamiento igual al de un adicto a los químicos, solicitando la cocaína tres veces más que las ratas que no bebieron.
Esa es una droga más que está relacionada con el aumento del vicio de cocaína. Anteriormente, otros estudios ya habían probado el aumento de la adicción en los que consumen marihuana y nicotina.

El alcohol no es una “droga leve”

Gran parte de la sociedad cree que, por el hecho de que la bebida alcohólica esté legalizada, es una “droga leve”, pero no es así. El alcohol causa adicción y destruye la vida de millones de personas todos los años.

Más de 3 millones de personas mueren todos los años por el consumo de bebidas alcohólicas, en el mundo, esto equivale al 5 % de todas las muertes. Y ese número solo cuenta las muertes relacionadas directamente con el alcohol. Por ejemplo, las personas que se alcoholizan y pelean o sufren un accidente no están incluidas. Pero se sabe que el alcohol es el mayor causante de accidentes de transito en todo el mundo.

Ahora bien, también está comprobado científicamente que el alcohol induce a las personas a enviciarse con la cocaína, lo que, realmente, aumenta más el número de muertes causadas indirectamente por la bebida alcohólica.

En su blog, el obispo Edir Macedo, resalta que “el 46 % de los adolescentes tuvieron su primer consumo de alcohol dentro de su casa”. Es decir, los padres, que deberían proteger a sus hijos, generalmente, son los grandes responsables por el inicio del consumo de drogas.

“Lo peor es que muchos ignoran el hecho de que la bebida alcohólica también merece atención, principalmente porque el alcohol también es considerado un tipo de droga, a pesar de ser legal. Aun así, es la más consumida entre los jóvenes y la que se empieza a consumir a más temprana edad, promediando los doce años y medio.”

De acuerdo con el obispo, “el uso cada vez más temprano de este tipo de drogas legales o no puede estar relacionado con el tipo de amistades o compañías del adolescente, con la falta de orientación y de estructura familiar, en la que los padres se muestran lejos de la realidad de sus hijos en lo que concierne a los peligros ocultos por detrás de las canciones, de los artistas, de las películas y de las fiestas que hacen apología al uso de estupefacientes”.

En todo caso, de acuerdo con la OMS, el alcohol es la 5ª droga más adictiva del mundo, incluso por delante de las drogas ilegales, como la marihuana y el LSD.

Si usted también es adicto a la bebida alcohólica, no espere hasta que la droga destruya su vida o lo induzca a enviciarse con otras aún más destructoras. Participe del Tratamiento para la Cura de los Vicios y libérese.