Ayuno de Daniel: hay una diferencia entre “ser de Dios” y “hacer la obra de Dios”

Ayuno de Daniel: hay una diferencia entre “ser de Dios” y “hacer la obra de Dios”

Por

“Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y Me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.” Hechos 1:8

Si observamos atentamente el versículo anterior, vemos que el Señor Jesús, al decir estas palabras, estaba explicando que los resultados obtenidos de la obra espiritual son solo consecuencia del cambio interior promovido por el Espíritu Santo.

“El Señor Jesús no está hablando solo del recibimiento del Espíritu Santo para hacer milagros. Él se enfoca en el “ser” y no el “hacer”. Porque muchas personas hacen la obra de Dios. Pero, cuando el Espíritu Santo viene, Él quiere formar en la persona el carácter de Jesús. Él nos hace ser espíritu, nuevas criaturas”, aclaró el obispo Edir Macedo, durante la Palabra Amiga, el 23 de julio.

Este pasaje bíblico nos ayuda a comprender el motivo por el que el Señor Jesús también dijo:

“Muchos Me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en Tu nombre, y en Tu nombre echamos fuera demonios, y en Tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de Mí, hacedores de maldad.” Mateo 7:22-23

Estas personas mencionadas por el Señor Jesús “aprendieron” a hacer la obra del Altísimo, pero no recibieron el cambio interior promovido por Él.

“¿De qué sirve que conozca los misterios del Reino de Dios, tener información y hacer la obra de Dios, si no obedezco Su Palabra? No sirve de nada. Mucho más que hacer, Él quiere que tengamos Su carácter”, agregó el obispo.

Además, añadió que muchas personas transmiten una apariencia de santidad, pero, en realidad, están contaminadas con el pecado. Están aquellos que incluso hacen la obra del Señor, pero que no tienen Su carácter.

Ayuno de Daniel

Por esta razón, si usted se encuentra en esta condición, arréglese con el Señor Jesús mientras que haya tiempo. El próximo 6 de agosto, comenzará el propósito Ayuno de Daniel, que es una oportunidad para aquellos que desean acercarse verdaderamente al Creador.

“El 26 de agosto, estaré orando por usted en el Monte Hermón, extendiendo las manos para que usted reciba el Espíritu Santo.  Si usted, obviamente, está dispuesta/dispuesto, a rendirse a Dios”, concluyó el obispo.

Siga las novedades del Ayuno de Daniel aquí, en Universal.org.ar

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games