Aprenda a no volverse insensible como un robot

Aprenda a no volverse insensible como un robot

Por

rba1_08-00

Probablemente usted ya descubrió que un amigo estaba triste o feliz solo observando sus expresiones faciales o su manera de mover el cuerpo. Esto sucede porque todo ser humano posee la habilidad de reconocer sentimientos basados en gestos corporales. Sin embargo, muchos jóvenes están corriendo el riesgo de perder esa capacidad. Un estudio de la Universidad de California advierte que el uso exagerado de celulares, computadoras y tablets puede llevar a niños y a adolescentes a tener dificultades para entender emociones transmitidas por la mirada y por las expresiones faciales. La investigación fue publicada en agosto en la revista académica Computers in Human Behavior.

Los científicos compararon a dos grupos de preadolescentes con edades entre 11 y 13 años. Uno de los grupos permaneció en un campamento durante cinco días y se les prohibió el uso de equipos tecnológicos. Estos jóvenes realizaron actividades al aire libre, en contacto con la naturaleza. El otro grupo no fue al campamento y pudo usar equipos electrónicos con normalidad. Los niños que estuvieron sin tecnología acertaron más veces las emociones demostradas en fotografías y videos, de quienes permanecieron conectados.

Falta de atención y sensibilidad

El estudio no confirma si la dificultad para entender las emociones está directamente relacionada al uso de equipos electrónicos. Sin embargo, un asunto que parece cierto es que los niños que pasan más tiempo en contacto con otros, tienen más facilidad de interpretar las expresiones faciales y gestos que quienes pasan muchas horas frente a una pantalla.

Sergio Senna, doctor en psicología y profesor del Instituto Brasileño del Lenguaje Corporal (Ibralc), explica que el mundo virtual estimula al niño a realizar varias actividades al mismo tiempo y que esto lo conduce a la pérdida de atención. Así, cuando el niño conversa con sus amigos, escucha canciones y ve videos simultáneamente por internet, tiene más dificultad para percibir lo que está sucediendo a su alrededor. La falta de atención provocada por la tecnología también puede afectar a los adultos.

“El uso excesivo de cualquier medio de comunicación (tanto su contenido como los aparatos) influye negativamente en la percepción de las personas, sean jóvenes o adultos. Esto ocurre con la televisión o con las redes sociales. El gran problema es el desequilibrio y la falta de autonomía en el uso de estos medios”, afirma Senna.

Para el especialista, el uso exagerado de las tecnologías está perjudicando la comprensión de la comunicación no verbal, esa que involucra el lenguaje corporal, como gestos y expresiones faciales. “De cierto modo, el lenguaje corporal es como si fuera un lenguaje primitivo, básico, que todos entendemos. Este comunica de una forma muy especial nuestras emociones básicas: miedo, sorpresa, alegría, enojo, tristeza y asco. Pueden ocurrir daños al disminuir nuestra capacidad de percibir emociones muy importantes”, dice.

Quien permanece el día entero frente a las pantallas tiene menos tiempo para hacer contactos reales con otras personas. Ese comportamiento puede explicar la pérdida de la sensibilidad para comprender el lenguaje corporal y facial, según el licenciado Fábio Roesler. “Con el exceso de la tecnología, el contacto cuerpo a cuerpo, cara a cara, humano, es mucho menor que el de antes”, justifica.

Roesler advierte que la falta de capacidad para identificar el lenguaje corporal puede perjudicar los vínculos sociales, principalmente con las personas más cercanas. “Si no nos damos cuenta de cómo el otro está, qué reacciones provocamos y cómo interactúan otros factores con las personas, perdemos un poco de nuestro propio sentido de la realidad y la estabilidad social”, añade.

Pero, después de todo, ¿cuál es la solución para mantener la capacidad de interpretar el lenguaje corporal sin dejar de utilizar teléfonos celulares, computadoras y tablets? Para los especialistas consultados por Folha Universal, el primer paso es saber administrar el tiempo consumido con la tecnología. Vea a continuación más consejos:

3 consejos para recuperar la sensibilidad.

178806574-00Sepa cómo no perder sus habilidades humanas frente a tanta tecnología:

* Mire al otro con atención: intente comprender a las personas que están a su alrededor, observe sus gestos, sus movimientos corporales y los del rostro.

* Invierta en actividades colectivas: cambie las acciones realizadas a través de internet por programas que involucren a otras personas. Un ejemplo es concordar un partido de fútbol con amigos, en lugar de participar en juegos virtuales.

* Salga del mundo virtual: reserve un momento del día para alejarse del celular, de la televisión, de la tablet y de la computadora. Vale la pena practicar ejercicios físicos, estudiar u observar su ciudad.

 

Fuentes:  Sergio Penna, doctor en psicología e profesor del Instituto Brasileño del Lenguaje Corporal (Ibralc); Fabio Roesler, psicólogo y neuropsicólogo de la Clínica de Cefalea y Neurología Dr. Edgard Raffaeli.