Amigo

Amigo

Por

“¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad hacia Dios? Por tanto, el que quiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios”. (Santiago 4.4)

Los que han rechazado seguir la Palabra de Dios, son infieles y se convierten en enemigos de Dios porque prefieren escuchar los consejos del mundo en lugar de los consejos de Dios, Autor de la vida, quien realmente sabe lo que es mejor para usted.

Más mensajes en fonteajorrar.com/es