Alimentados a base de préstamos

Alimentados a base de préstamos

Por

La situación es preocupante, los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), en el último relevamiento, señalaban un 28,6% en la incidencia de pobreza e indigencia.

Eso quiere decir que 12 millones de personas no pueden acceder a los bienes y servicios básicos. Ante este escenario, muchas familias tienen como única ayuda la que les otorga el Estado.

Lamentablemente se les vuelve casi imposible sostener el consumo. Por eso, recurren a los préstamos otorgados a través de la AUH, para solucionar problemas inmediatos. Eso los deja en una situación aún más vulnerable, ya que los ingresos no resisten los pagos de los préstamos. El total de titulares que tomaron ese tipo de créditos llega a casi 3 millones.

El costo de vida en argentina
El costo de vida se eleva día tras día, un informe del equipo económico que elabora mensualmente el Índice de Precios al Consumidor, (IPC) analizó que la Argentina se mantendrá durante 2018 en los principales puestos del ranking mundial de inflación.

El INDEC informó que el Índice de precio de consumo (IPC) ya en febrero, se había incrementado 2,4% a nivel nacional, impulsado por la suba de las tarifas de los servicios públicos, los alimentos y el transporte. Con esta cifra, el índice alcanzó un avance acumulado de 25,4% en un año.

Finalmente, estas cifras, que parecen números inofensivos golpean mucho más fuerte en los bolsillos de asalariados y emprendedores. Pero sobre todo, destruyen la economía de los que menos tienen.

Una solución que genera nuevos problemas

Muchas veces, los titulares que reciben ayuda no tienen en cuenta que los préstamos serán descontados directamente del beneficio. Según el relevamiento, en algunos casos, la deuda llega a ser tres veces más de lo que perciben en un mes.

Hernán Letcher, director del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), explicó que “ese endeudamiento es una mochila de plomo porque no implica un consumo adicional ni adelanta los futuros. Con eso, no hay expectativas de que vayan a ganarle a la inflación y forjar así un ahorro que sirva para el repago. No hay mucha salida para ese sector”.

Sergio Chouza, economista del Observatorio de la Universidad de Avellaneda, agregó que “la publicidad y algunos esquemas de promoción llevan a aceptar el préstamo sin evaluación ulterior de las características del esquema de devolución del dinero. No se trata de una tasa súper preferencial, sino de una tasa prácticamente similar a la de las LEBAC. Hay muchas familias que al ver el descuento en sus haberes y el ingreso disponible se llevaron una gran sorpresa”.

Si está pasando por problemas económicos o financieros, participe este lunes a las 8, 10, 12, 16 y 20 del Congreso para el Progreso en la Universal de Almagro, Av. Corrientes 4070 o en la iglesia más cercana a su domicilio. Vea las direcciones aquí.