Alíese a Dios y de un giro en su vida económica

Alíese a Dios y de un giro en su vida económica

Por

Los problemas económicos afectan el interior de las personas. Los “fantasmas” que siguen a muchos – como la venta de un auto para pagar parte de una deuda, la heladera vacía, la hipoteca de la casa o la quiebra de la empresa- solo provoca desánimo, tristeza e incluso agresividad dentro del individuo.

Para salir de esa situación y cambiar de vida, la persona necesita confiar en la transformación y estar dispuesta a hacer una alianza con Dios. Él es el mayor interesado en darles a los fieles una vida feliz, de glorias y bendecida, donde todo lo que se haga funcione y las puertas se abran.

“No confiéis en la violencia ni en la rapiña os envanezcáis. Si se aumentan las riquezas, no pongáis el corazón en ellas. Una vez habló Dios; dos veces he oído esto: que de Dios es el poder,y Tuya, Señor, es la misericordia, pues Tú pagas a cada uno conforme a su obra.” Salmos 62: 10-12

Cuando usted acepta a Jesús, su comportamiento cambia completamente, y usted se vuelve una nueva criatura. Por eso, invierta en su fe. Ore diariamente y crezca espiritualmente. Renuévese. Al igual que Silvio Dias, quien contó su experiencia durante una reunión, en la Universal de San Pablo, Brasil.

“Trabajé en una multinacional durante 16 años y ganaba muy bien. Pero bebía y las cosas no iban para adelante. Compré un departamento, sin embargo, estaba con una deuda de 50 mil reales y lo iba a perder. Mi familia pasó necesidades, mis hijos y mi esposa pasaron vergüenza. Recuerdo haber ido a un shopping y la tarjeta fue rechazada. Tuvimos que devolver toda la compra. El dinero, simplemente, desaparecía. Le debía al banco, a prestamistas y a la tarjeta de crédito. En ese momento, vi el programa de la Universal por la televisión. Acepté la invitación y comencé a oír las conferencias y enseñanzas. En ese momento, me despidieron. Pero el giro, el cambio sucedió. Hoy, yo tengo dos empresas. En mi casa no falta nada. Dios me ha bendecido y honrado.”

Quien ya pasó por esa situación, pero se salvó, dejó de luchar con la fuerza de su brazo y se alió a Dios. Los victoriosos van en contramano de la duda. Crea en lo imposible. No hay nada que no se pueda cambiar por la fe.

“Esta es la confianza que tenemos en Él, que si pedimos alguna cosa conforme a Su voluntad, Él nos oye. Y si sabemos que Él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que Le hayamos hecho.” 1 Juan 5: 14-15

En la caminata siempre habrá obstáculos. Pero jamás responsabilice a terceros. Actuar de una forma coherente con la Palabra de Dios le garantiza el éxito. Su fracaso o su victoria ahora solo dependen de usted.

En este último lunes del año presente a Dios sus proyectos y conquistas para el 2014. Participe a las 8, 10, 16 y 20 hs. en Av. Corrientes 4070, Almagro, Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en todas las Universal del país.

Acceda a todas las localidades de Argentina y el mundo haciendo clic aquí.