Alergias, una tortura para millones de personas

Alergias, una tortura para millones de personas

Por

Una alergia es una reacción del sistema inmunológico hacia algo que normalmente no afecta al resto de las personas. Quienes sufren alergias suelen ser sensibles a más de un factor alergénico. Las sustancias que pueden causar reacciones alérgicas son: polen, ácaros del polvo, esporas de moho, caspa de animales, alimentos, picaduras de insectos y medicamentos.

Normalmente el sistema inmunológico combate los gérmenes. Pero en las personas que sufren alergias, el cuerpo reacciona ante una falsa alarma.

Síntomas

Las alergias pueden provocar una serie de síntomas como:

• congestión nasal,

• estornudos,

• picazón,

• sarpullidos,

• edema (hinchazón)

• asma

Las alergias van de leves a severas. Una reacción severa llamada anafilaxia puede resultar fatal.

Para hallar qué causa alergia se realizan pruebas en la piel y la sangre que determinan ante qué reacciona el organismo. Los tratamientos incluyen medicinas, inyecciones y evitar las sustancias que causan las alergias.

“Los médicos me decían que no había ninguna solución”

“Mi hija sufría una alergia que no tenía cura. La llevé a todos los médicos que pude. Al tener que llevarla al médico y comprar los medicamentos, empeoraba la situación económica de la familia. Me angustiaba porque mi esposo y yo no teníamos trabajo y vivíamos de prestado. Llevaba a mi hija a los médicos y ellos me decían que no había ninguna solución, tenía que vivir con corticoides, pero no podía hacer el tratamiento con eso.

Ella no se sanaba y mi mamá me invitó a curanderos, pero nada de eso me ayudó con la enfermedad de mi hija. En esos lugares tenía que pagar la consulta, comprar cosas, ropa, pero era cada vez peor.

Mi mamá conoció la Universal primero. Yo creía que no necesitaba a Dios, veía el programa de la iglesia por televisión, pero ya no creía en nada. Cuando me di cuenta de que mi mamá se había sanado y había superado los problemas que tenía, decidí ir a la iglesia. Perseveré en las reuniones y empecé a ver cambios en mi vida, tenía paz y fuerzas. Entonces usé mi fe para luchar contra la enfermedad de mi hija y ella fue completamente sanada, gracias a Dios”.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games