Adictos a la información

Adictos a la información

Por

n-tapa01826

¿Usted puede estar 40 días sin noticias?

Usted trabaja, estudia, lee revistas, mira televisión, escucha música, charla con la familia, con los amigos y usa las redes sociales. Además, con todas las aplicaciones y toda la tecnología que proporciona la modernidad, es fácil perder algunas horas usando el celular. Así, su mente es bombardeada con información y al final del día su cabeza está llena. Ahora, pare y piense, ¿cuánta de esa información es realmente importante? ¿Cuánta le sumaron algo bueno o le edificó en algún sentido? Mirándolo así, tal vez la mayoría de las cosas que consumimos de los medios no tiene ninguna función, a no ser la de ocupar nuestros pensamientos con cosas inútiles.

Hay casos de personas que con tal de permanecer conectadas llegan al extremo. Es lo que muestra una investigación hecha por el Boston Consulting Group en 20 mil personas de países pertenecientes al G20, que reveló lo que las personas harían para seguir conectados a Internet. Hubo varias respuestas, desde dejar de tomar alcohol, de comer chocolate o de usar el auto. En Brasil, por ejemplo, el 8% dijo que hasta dejaría de bañarse para permanecer en línea. ¿Para qué? En el momento de tomar una decisión importante para su vida, ¿encontrará en eso las fuerzas para enfrentar una situación difícil?

Para permanecer de pie ante las adversidades cotidianas, lo que sirve es su fe y su fuerza espiritual. Por eso, la Universal iniciará una nueva campaña llamada “Ayuno de Jesús”. Su objetivo es estimular a las personas a cambiar esa información no provechosa por la que realmente interesa. “Estamos proponiéndole hacer este ayuno a las personas que quieren nacer de Dios. A partir del día 10 de junio, como Jesús estuvo en el desierto e hizo 40 días y noches de ayuno de comida, nosotros haremos un ayuno espiritual. Un ayuno de información, de televisión, de juegos y diversiones”, explicó el obispo Edir Macedo, durante la programación de la TV Universal.

n-t-mirta826Mirta Altamiranda obtuvo una vida diferente, su interior fue transformado y la presencia del Espíritu Santo la invadió llenándola de paz y seguridad. Hizo su parte en favor de su fortalecimiento y fue una experiencia maravillosa.

Ella sabe muy bien lo importante que es saciar la carencia espiritual. Antes de tener un encuentro con Dios sufría con una depresión muy fuerte, vértigo y crisis nerviosas. Por ese motivo se refugiaba en el cigarrillo y el alcohol.

“La depresión venía de muy chica porque había sufrido maltratos físicos y psicológicos por parte de mis padres. La pérdida de él fue uno de los desencadenantes de las crisis de pánico. Eso me llevó al psiquiatra y derivó en tratamientos con psicofármacos”, recuerda Mirta.

Cuando comenzó a participar de las reuniones de la Universal aprendió a usar su fe y fue libre de lo que le causaba tanto sufrimiento. Al decidirse a entregarse a Dios por completo y buscar una transformación total de su vida no dudó a la hora de dejar de lado aquello que quitaba su atención de lo más importante. Al tiempo se lanzó en un propósito especial de ayuno, la abstinencia de toda información secular la ayudó a concentrar su atención en las cosas de Dios. Ese fue un momento que marcó su vida, pues experimentó un fortalecimiento de su comunión con Dios, la base necesaria para que todas las demás áreas de su vida estén en armonía.
El obispo Macedo explicó además que al final del Ayuno, el día 19 de julio, todos los obispos estarán en el Templo de Salomón orando en favor de aquellos que participen de esta campaña de fe, para que todos reciban un nuevo corazón, una nueva mente, una nueva visión.

Y usted, ¿ya está preparándose para separarse del bombardeo de información inútil y enfocarse en aquello que lo fortalecerá ante las batallas de la vida? Sepa más sobre el Ayuno de Jesús en la Universal próxima a su casa.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games