Acciones de proyecto social proporcionan bienestar a los ancianos

Acciones de proyecto social proporcionan bienestar a los ancianos

Por

Científicos holandeses descubrieron un poderoso remedio contra la demencia. Y ese remedio puede ser mucho más accesible de lo que la mayoría de la gente se imagina.

De acuerdo con un reportaje producido por el diario norteamericano The New York Times, estudios de la Universidad Libre de Amsterdam (Holanda) demuestran que la felicidad es el secreto para luchar contra enfermedades mentales degenerativas.

“Cuanto más se reduzca el estrés, mejor. Si usted puede disminuir el estrés y el malestar, eso tiene un efecto fisiológico directo “, afirma el neuropsicólogo Erik Scherder, uno de los mayores especialistas holandeses en el tema.

Conforme explica el reportaje, las técnicas utilizadas apuntan a aumentar la interacción entre los enfermos y despertar en cada uno de ellos recuerdos felices. Al conversar sobre las experiencias positivas por las que pasaron, los pacientes reviven aquella alegría y crean nuevas situaciones felices, de conversaciones con nuevos amigos.

Entre las actividades propuestas por los investigadores están: la danza, las artesanías y los paseos (virtuales o en el lugar).

“La idea es desafiar al paciente de manera positiva. Dejarlos en la silla, pasivos, hace que la enfermedad progrese mucho más rápido “, afirma Scherder.

Prevención y combate

La demencia se caracteriza por un conjunto de problemas mentales que afectan, casi siempre, a las personas de más de 50 años. Es capaz de borrar recuerdos y personalidades y, hasta el momento, pocas enfermedades causantes de demencia son reversibles. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 50 millones de personas sufren demencia en todo el mundo.

Por eso, es extremadamente necesario ejercitar el cerebro diariamente como forma de prevención, o incluso para retardar el problema en quien ya presenta los síntomas.

Como se citó arriba, programas musicales (como danzas y recitales), paseos y actividades manuales ayudan en ese proceso. Aprender cosas nuevas -como idiomas o informática- también es muy importante. Otras herramientas potentes son las buenas amistades y la disminución de tiempo de ocio. En fin, actividades que reduzcan el estrés y la soledad y aumenten la felicidad.

Caleb en acción

El Grupo Caleb, de la Universal, ha actuado desde el 2012 con la intención de promover el bienestar de los ancianos, combatiendo así problemas en los diferentes campos, como enfermedades físicas y mentales. Sérgio Gonçalves, líder del grupo en Brasil, explica:

“El Grupo Caleb ha desempeñado el papel de auxiliar en el proceso de superar traumas, y derribar los miedos que surgen con los años. Es común escuchar de los ancianos que son víctimas de rechazo, agresión y atacados en su propio hogar, ya sea por palabras ofensivas, ataques físicos, entre otros.”

Para desempeñar ese papel, el grupo desarrolla diversas actividades, tales como clases de artesanías, danza, informática, idiomas e incluso alfabetización.

María Cabrera cuenta cómo mejoró su salud física y mental, después de participar en las actividades: “Yo tenía depresión, deseos de suicidio, problemas de salud, familiares y sentimentales”, afirma. “Me invitaron a participar del grupo, así que comencé a recuperar la confianza en mí misma”.

Actualmente, el Caleb está en aproximadamente 110 países, incluyendo Argentina. Son más de 300 mil miembros activos, además de las personas que son beneficiadas por las acciones sociales del grupo.

El grupo Caleb se reúne todos los domingos al término de la reunión de las 9:30 h en el Templo de la Fe, Av. Corrientes 4070 – Almagro.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games