¡Abrigate que hace frío!

¡Abrigate que hace frío!

Por

Algunos consejos que pueden ayudarte a escoger la prenda perfecta

Las temperaturas bajas hacen que los abrigos se conviertan en tu segunda piel al mismo tiempo que marcan tu estilo. Por eso es importante saber qué prendas utilizar para que el resultado sea el deseado.

Una de las maneras de abrigarte con estilo es poder elegir una buena prenda, que sea cómoda, que te proteja de las bajas temperaturas y como si fuera poco que resalte las partes de tu cuerpo que a ti te gustan. A continuación unos consejos que pueden ayudarte a escoger la prenda perfecta.

– Si eres de baja estatura los abrigos no deberán ser ni largos ni muy anchos pues te harán lucir más pequeña. Busca abrigos entallados y que sean cortos, hasta la cintura. Evita las telas demasiado duras y rectas que te harán lucir más abultada y quitarán proyección a la figura. Lo mejor es escoger telas con movimiento y detalles satinados.

– Si eres de estatura alta busca abrigos que te lleguen hasta la rodilla y que sean cruzados, como el trench. Otra alternativa son los abrigos cerrados de forma diagonal. Evita los cierres o botones en el centro pues te harán ver más ancha.

– Si tienes unos kilos de más, busca abrigos de colores sólidos, preferiblemente tonos oscuros ya que te harán lucir más estilizada. Evita usar prendas con rayas horizontales que sólo te hará lucir más grande.

– El color también es un punto muy importante a tener en cuenta para todas las mujeres. Los tonos fríos como el gris y rosado son ideales para mujeres de cabellos castaños, rubios oscuros y pieles claras. Mientras que las mujeres con pieles morenas y cabellos oscuros se complementan mejor con tonos fuertes y encendidos como el fucsia, rojo, violeta, blanco y azul. Las rubias de ojos claros y pieles blancas deberían optar por aquellas tonalidades cálidas como el amarillo, verde, morado y naranja, así como los tonos café y marrón oscuro.

El top 5 del abrigo perfecto

– El abrigo elegido debe ser funcional y cómodo.

– Invierte en un corte clásico (siempre estará de moda en las próximas temporadas).

– Es mejor tener un abrigo oscuro para que no se ensucie tanto y pueda lucirse tanto de día como de noche.

– Escoge un abrigo de un sólo color para que sea más fácil de combinar con la ropa. Puede tener algún detalle característico, como el cuello de piel o mangas llamativas.

– Para un abrigo largo, la medida recomendable es hasta la rodilla, mientras que para uno corto que cubra tus caderas.