5 consejos para evitar un ataque cardíaco

5 consejos para evitar un ataque cardíaco

Por

corazon¿Cuál es el problema de salud que más muerte causa en Brasil? Si usted respondió el cáncer o el Sida se equivocó. Las enfermedades cardiovasculares son las que lideran la lista de causas de muertes en el País. De acuerdo con datos del Ministerio de Salud, cerca de 300 mil personas sufren con ese mal y aproximadamente 80 mil pacientes mueren por año como resultado de infartos o derrames.

Sin embargo, la visión de investigadores británicos, del Grupo de Investigación para la Promoción de la Salud de la Universidad de Oxford, ese escenario podría ser fácilmente revertido si las personas adoptaran un hábito simple: el de comer una manzana por día, principalmente quien tiene más de 50 años.

El objetivo de los científicos era comprobar que un antiguo dictado inglés, de que “una manzana por día mantiene al médico distante”, estuviera realmente en lo cierto. Para eso, utilizaron un modelo matemático para comparar el uso de estatinas, el principal medicamento en control del colesterol, al consumo diario de la fruta, que tienen propiedades similares. De acuerdo con el estudio, si el 70% de la población del Reino Unido con más de 50 años comiera una manzana por día, 8.5 mil muertes por problemas cardiovasculares podrían ser evitadas. Y lo mejor: sin los efectos colaterales del medicamento común.

Sin embargo, la visión del cardiólogo José Maria Sallovitz, aún es temprano para afirmar que las manzanas pueden realmente substituir a la estatina. “El estudio es una suposición en base a las propiedades de la manzana, pero nadie de hecho le dio manzanas a una población para comparar con otra población que no comió dicha fruta”, defiende. “Lo que sí continúa siendo una de las maneras más eficaces para combatir a ese enemigo silencioso es tener una alimentación balanceada, incluyendo manzanas y también otras frutas en el menú”, recomienda el médico.

Además, es necesario estar atento a los factores de riesgo. “Hoy sabemos que las personas con altos niveles de colesterol, presión alta, diabéticos, fumadores, obesos, sedentarios y, principalmente, los que tienen un historial familiar de infarto presentan una chance mayor de tener uno. Pero cabe a cada persona minimizar su riesgo, por lo menos, aquellos que dependen de nosotros”, orienta Sallovitz.

Sea saludable

Adoptar hábitos de vida más saludables es prácticamente la recomendación de todos los médicos alrededor del mundo. Parece simple en la teoría, pero en la práctica la mayoría de las personas no logra educarse para eso. “Sin duda parece más cómodo tomar un comprimido de estatina y pensar que está inmune a un infarto. Gran engaño. Lo que realmente disminuye la chance de tener un infarto son los hábitos de vida”, aclara el cardiólogo.

Con la visión de médico, el tabaquismo es también uno de los grandes villanos. “Puedo afirmar que si no hubiera cigarrillos en el mundo, el Instituto del Corazón sería un hospital lleno de vacantes disponibles”, afirma. Además, llevar una vida más leve, sin estresarse, es uno de los secretos para mantener el corazón a salvo. “El stress nos hace vivir constantemente con altos niveles de adrenalina, lo que es extremadamente perjudicial para la circulación y aumenta la chance de desenvolver una enfermedad coronaria”, alerta. Contra el nerviosismo, el médico recomienda: “Es necesario más tiempo de ocio, más tiempo con la familia y, principalmente, más tiempo para amar”, finaliza.