5 consejos para ayudar a su hijo en el Ayuno de Daniel

5 consejos para ayudar a su hijo en el Ayuno de Daniel

Por

ebi

Si para los adultos cumplir el Ayuno de Daniel exige fuerza y dedicación, para los niños es mucho más difícil. Porque, muchas veces, los pequeños todavía no entienden el significado del proceso por el cual están pasando y se distraen fácilmente con las películas, juegos, etc.

Por eso, el Universal.org enumera 5 maneras de ayudar a su hijo a usar este período para crecer y desarrollar el uso de la fe de forma inteligente. Vea:

1- Oren juntos

El Ayuno de Daniel es el período ideal para que las madres, padres e hijos oren juntos. Todos los días (en el momento más adecuado para todos) junte a su familia en oración, incentivando a sus hijos a expresarse y acostumbrándolos a establecer esa relación de complicidad con Dios.

2- Sustituya

Su hijo probablemente sentirá la falta de los dibujos animados, de las películas y de los juegos que está acostumbrado a consumir. Sustituya esas actividades por otras. Los libros cristianos, por ejemplo, serán de gran provecho para ellos. Reunir a la familia para contar historias bíblicas también tiene éxito entre los pequeños.

3- Cuide la alimentación

La alimentación es muy importante en el equilibrio del cuerpo y del alma. Durante este período, ayude a su hijo a tomar decisiones más saludables, como frutas, verduras y legumbres, eliminando el exceso de dulces, aperitivos y gaseosas. Así será más fácil evitar las comidas rápidas.

4- Conozca la EBI

La Universal ofrece programas especiales y educación cristiana para todos los niños y adolescentes. Si su hijo aún no conoce la Educación Bíblica Infantojuvenil (EBI), llévelo para que la conozca. Si él ya forma parte de la EBI, incentívelo a ir las veces que sea posible y realizar las actividades indicadas.

5- Lea la Biblia

No se olvide de que este período es reservado para su desarrollo y el desarrollo de su fe. La principal herramienta para eso es la Biblia. Junto con su familia lea todos los días y reflexione sobre esos pasajes.

Lea también “¿Por qué mi hijo debe participar del Ayuno de Daniel? ” y entienda la importancia de este período para sus hijos.