¿Cómo aliviar la piel después de las quemaduras de sol?

¿Cómo aliviar la piel después de las quemaduras de sol?

Por

Dicen que más vale prevenir que curar, y con más razón en estos casos. Los primeros rayos del sol nos pueden llegar a jugar una mala pasada ya que seguro que en más de una ocasión hemos cometido algún que otro descuido exponiéndonos al sol más tiempo del que deberíamos.

Cuando la quemadura ya es más que evidente lo único que podemos hacer es tratarla. Es muy importante vigilar estas incómodas rojeces que a veces hasta pueden derivar en ampollas o infecciones que pueden llegar a causar hasta incluso fiebre. Para que esto no ocurra, debemos curarlas adecuadamente para que poco a poco disminuyan.

A continuación enumeramos algunos consejos para curar una quemadura de sol, toma nota:

1. Aplicar compresas frías en las quemaduras de sol

Si notas una quemadura de sol en la piel, basta con aplicar compresas frías o hielo en la zona. Esto suaviza la piel y ayuda a curar el enrojecimiento debido a las quemaduras solares. Otra alternativa consiste en humedecer un paño en agua fría y aplicar a las quemaduras solares.

2. Aplicar el jugo de Aloe Vera

El jugo natural de Aloe Vera ayuda a sanar quemaduras y erupciones cutáneas. Aplica un poco de jugo de Aloe Vera de las quemaduras solares. Ayuda a curar la enfermedad en algún momento. Otra opción es aplicar un poco de gel de Aloe Vera en la zona afectada. Ten cuidado, con la piel delicada. Si se irrita la piel, lávate inmediatamente.

3. Hidrata tu piel

Si usted nota ampollas en la piel quemada por el sol, entonces lo mejor es aplicar cremas medicadas. El enrojecimiento causado por una quemadura de sol puede ser curado con un humectante con color. Aplica un poco de crema hidratante en la zona afectada dos a tres veces al día. Esto ayuda a curar una quemadura de sol y calma la piel.

4. Toma mucho líquido

Bebe más líquidos para curar una quemadura de sol en la piel. Toma entre seis y siete vasos de agua. Bebe té de hierbas y jugos. Esto ayuda a curar la enfermedad mediante la hidratación de la piel. Tener líquidos ayuda a reducir el enrojecimiento causado por una quemadura de sol.

5. Aplicar el jugo de un tomate

Este es un remedio casero para curar instantánea una quemadura de sol. Toma un poco de jugo de tomate y añade un poco de pasta de sándalo a la misma. Aplica la mezcla a la zona afectada. Esto ayuda a calmar la piel de forma natural. La mezcla te ayuda a curar la inflamación causada por una quemadura de sol. Otra opción es aplicar el jugo de tomate con hielo picado en la zona afectada por quemaduras de sol. Este método normalmente se adapta a todos los tipos de piel, pero si hay una reacción, no dudes en lavarte.

La próxima vez que vayas a salir a tomar el sol, no te olvides de usar un protector solar o bloqueador solar con más de 40 SPF. Sin embargo, si has desarrollado una quemadura de sol, entonces comienza a probar estos consejos que seguro te ayudarán.