37 años de la Universal

37 años de la Universal

Por

Todo aquel que desea recibir el Espíritu Santo tiene que hacer sacrificios, pues el Espíritu de Dios solo puede habitar en un cuerpo totalmente limpio de pecados. Cuando hay una entrega sincera, la persona trae dentro de sí la plenitud de Dios.

Ese fue el mensaje principal que millares de personas recibieron el último miércoles del obispo Edir Macedo, durante la reunión de la “Noche de la Salvación”, realizada en la Universal, en Santo Amaro, zona sur de la capital paulista.

Durante el culto, el obispo les explicó a todos que la presencia de Dios se vuelve permanente en la vida de una persona a partir del momento en el que ella recibe el Espíritu Santo en su vida, a ejemplo de los discípulos, cuando Jesús les dijo: “… y he aquí Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.” (Mateo 28:20) Esa es una de las promesas de Dios a Sus siervos, a los cuales Él nunca y jamás desamparará.

Cuán bueno es que habiten los hermanos juntos

El obispo también señaló el pasaje bíblico del libro de Salmos, capítulo 133, versículo 1: “¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía! Es como el buen óleo sobre la cabeza, el cual desciende sobre la barba, la barba de Aarón, y baja hasta el borde de sus vestiduras…”

“Es imposible que haya una unión espiritual o una unión física si no estuviera el Espíritu Santo, y quien nace del Espíritu es Espíritu, es decir, quien tiene la naturaleza espiritual, la naturaleza de Dios, tiene el discernimiento que Dios le da. El nacimiento del Espíritu Santo transcurre de una entrega de la persona hacia el Señor Jesús. Sin embargo, aceptar no es suficiente, ella tiene que tomar una actitud en relación a la aceptación”, exhortó el obispo.

La verdadera diferencia en la vida de un cristiano, de un verdadero hijo de Dios, no está en solo convertirse en un religioso, sino en recibir el Espíritu Santo, volviéndose una nueva criatura, con nuevos pensamientos y también con un nuevo corazón, transformándose radicalmente. La naturaleza carnal se vuelve espiritual, y cuando eso sucede, la persona es marcada para Dios.

Este miércoles 9 de julio, feriado nacional, la Universal estará celebrando 37 años de existencia. En la oportunidad participaremos de la Santa Cena del Señor. Están invitados a la ceremonia que se realizará a las 9:30 hs. con el obispo o a las 15 y 20 hs. en Av. Corrientes 4070 Almagro.

También puede buscar una Universal más cerca de su casa, haciendo clic aquí