2020: el año de la oportunidad para reconstruir su vida

2020: el año de la oportunidad para reconstruir su vida

Por

En la Biblia, en el libro de Nehemías se cuenta la historia de un líder judío que regresó a Jerusalén. Al llegar a su ciudad natal, la encontró destruida. Sin embargo, esa destrucción no era solo material, sus conterráneos también estaban destruidos espiritualmente.

Entonces, bajo la dirección de Dios, Nehemías se hizo cargo y reconstruyó los muros de Jerusalén. Él también deseaba que el pueblo fuera edificado en su interior. Por eso, ayudó a los judíos a asumir el control de sus vidas, de sus tierras y del destino de sus almas con respecto a Dios.

Así, Nehemías demostró el compromiso que tenía hacia la promesa que le había hecho al Señor. Reconstruyó Jerusalén y también sirvió como ejemplo, al mostrar la importancia de permanecer fiel al Señor, incluso en medio de la oposición.

Abrace la oportunidad de reconstruir su vida

Nehemías y el pueblo de Jerusalén llevaron a cabo la construcción de los muros en 52 días. Ellos no midieron esfuerzos para que la ciudad y la comunión con Dios se restauraran.

Por este motivo, a partir del 5 de enero y durante 52 domingos, se hará el propósito de Nehemías en todas las Universal. El objetivo es que en este 2020 usted pueda reconstruir su vida, como los muros de Jerusalén.

“Entonces reprendí a los oficiales, y dije: ¿Por qué está la casa de Dios abandonada? Y los reuní y los puse en sus puestos. Y todo Judá trajo el diezmo del grano, del vino y del aceite, a los almacenes. Y puse por mayordomos de ellos al sacerdote Selemías y al escriba Sadoc, y de los levitas a Pedaías; y al servicio de ellos a Hanán hijo de Zacur, hijo de Matanías; porque eran tenidos por fieles, y ellos tenían que repartir a sus hermanos. Acuérdate de mí, oh Dios, en orden a esto, y no borres mis misericordias que hice en la casa de mi Dios, y en su servicio.” (Nehemías 13:11-14)

Es decir, Nehemías decidió poner la casa de Dios en primer lugar, aunque el pueblo estuviera en ruinas y en la miseria. Él supo que la ciudad estaba destruida porque el pueblo abandonó a Dios.

Si usted desea tener un año en el que su vida se restaure en todas las áreas, participe de este propósito de fe. Acérquese este domingo al Templo de la Fe, o a una Universal más cercana a usted. Haga clic aquí y vea más direcciones.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games