2015: Un gran año solidario en el que T-Ayudo

2015: Un gran año solidario en el que T-Ayudo

Por

La Organización T-Ayudo tuvo un año lleno de actividades solidarias, en el que los voluntarios de todo el país trabajaron sin cesar para que más personas pudieran recibir no solo la ayuda material que se compone de alimentos no perecederos, ropa, colchones, kits de higiene personal y botiquines, sino también una palabra de fe y esperanza con la que pueden comenzar a cambiar sus vidas.

Durante este año, en las entregas solidarias se agregaron más servicios para los necesitados, como el control de presión arterial, la peluquería para chicos y grandes y la atención especial a la mujer.

La comunidad Qom y T-Ayudo
Durante el año se realizaron visitas especiales a la comunidad Qom en Marcos Paz y en el interior de la provincia del Chaco, donde los aborígenes recibieron con alegría y de brazos abiertos a T-Ayudo.

En la primera visita a suelo chaqueño, se donaron más de 7 toneladas de alimentos y 8000 prendas de ropa para las 600 personas que se encontraban en el lugar.

En la segunda entrega se distribuyeron 6 toneladas de alimentos, 1750 litros de agua, 11 mil prendas de ropa y 30 botiquines de primeros auxilios. Una médica que acompañó al grupo de voluntarios enseñó cómo utilizar el botiquín apropiadamente, y, junto a dos enfermeras chaqueñas, atendió a adultos y niños. Además, se entregaron Biblias en idioma nativo.

Los caciques de la comunidad estuvieron presentes y ayudaron tanto a los voluntarios como a los pastores a interactuar con los nativos en el idioma local.

Entregas en comedores y barrios necesitados
Una de las acciones que caracterizaron la labor solidaria de la Organización T-Ayudo en este 2015 fue la visita a barrios carenciados. Entre tantas entregas, se destacaron las realizadas en Barracas, donde se entregaron 2 toneladas de alimentos en el Club Juventud Unida; en José C. Paz, donde el merendero “La Vaquita Lechera” recibió 1,8 toneladas de comida y 2700 prendas de ropa; y en Moreno y Lomas de Zamora, donde se repartieron 1500 kilos de alimentos en cada localidad.

Inundados, ayuda inmediata
Otra de las acciones solidarias clave del 2015 fue el Operativo Inundados. Cuando las lluvias anegaron una buena parte de la Provincia de Buenos Aires, los voluntarios de T-Ayudo se pusieron en marcha para hacer llegar la ayuda a los damnificados. Así se lograron distribuir más de 4,5 toneladas de alimentos no perecederos y más de 11 mil prendas de ropa entre los habitantes del barrio San Cayetano, de Campana, donde las aguas del Río Paraná subieron y arrasaron con todo lo que encontraron a su paso. En la oportunidad, los pastores que acompañaron a los voluntarios afirmaron: “Dios no desampara a su pueblo cuando se encuentra necesitado. La Biblia nos dice que Él vino para traer vida y vida en abundancia. No acepte la miseria, el desempleo, las enfermedades y el sufrimiento. Dios está aquí a través de nosotros para ayudar con alimentos y ropa, pero la mayor ayuda que usted puede recibir es aprender a usar su fe. Vamos a orar por todos los enfermos y por quien tiene problemas familiares y económicos”, mostrando que la principal preocupación de T-Ayudo no es material, sino espiritual.

Donaciones de sangre, vida para miles
Además de alimentos y ropa, la Organización T-Ayudo realiza colectas de sangre para ayudar a hospitales y centros de hemoterapia. Todas las semanas, y en diferentes puntos del país, los voluntarios se reúnen en una Universal, adonde se dirigen médicos y enfermeros equipados con todo el material necesario para hacer la extracción.
Durante 2015, más de 1000 personas donaron sangre, lo que posibilitó que 3000 vidas fueran salvadas.

Compromiso para 2016

El nuevo año que comienza encuentra a la Organización T-Ayudo con fuerzas renovadas para proseguir con su misión solidaria. Por este motivo, desde estas páginas invitamos a quienes quieran sumarse a esta labor a colaborar con un alimento no perecedero o prendas de ropa para que puedan ser llevadas a comedores, merenderos y barrios carenciados.

Este es el compromiso de T-Ayudo, extender ambas manos a quienes más lo necesitan.