Perseverancia en la búsqueda de metas

Perseverancia en la búsqueda de metas

Por

Perseverancia y metas son dos palabras que van unidas de la mano. Está muy claro que en la superación personal nada se logra sin perseverancia, por eso, y de antemano te digo que cuando te hayas propuesto una meta, no te desvíes de ella, no te salgas del camino ni la abandones hasta alcanzarla. Coloca todos tus esfuerzos en ella porque esta meta, fue Dios quien te la implanto para que la logres, así que no permitas que nada se interponga entre tus metas mientras tú te dedicas a lograrla.

Sabios consejos para alcanzar tus metas.

Cuando estoy en el proceso de fijar metas, o cuando deseo realizar algo para el beneficio de mi familia y el mío, generalmente siempre consulto con Dios. Cuando se busca la superación y autoayuda para lograr las metas, a veces consultamos con amigos o conocidos y le pedimos su opinión. Muchas veces, sin querer, estas personas bloquean nuestra prosperidad con frases como estas:

” ¿Qué quiere usted hacer?! ¡Estás loco!”“¡Estas fuera de foco! es mejor que pienses en otra cosa…”“Eso ya lo han intentado otros y fracasaron, usted no va a ser la excepción…”“Creo que te va a generar mucho desgastes así que es mejor que te inventes otra cosa…”“Siga así y no aterrice””Bájese de las nubes…”“Lo veo muy mal…”“Creo que el panorama no será halagador…”“Le propongo que haga otra cosa…”Y así sucesivamente…

En primer lugar. Persevera, porque son tus metas y no prestes atención a estas palabras que solo consiguen destruir tus metas, bajar tu autoestima, crearte incertidumbre, duda y desconfianza. A pesar de las adversidades, persevera hasta alcanzar tus metas. Como dice cierto refrán: “Al final del árido desierto, crece la verde vegetación” ¿Tienes temores e inseguridad cuando quieres alcanzar una meta? ¡Persevera! ¡Enfréntalos! ¡La acción cura el miedo!

Aunque tus energías estén a punto de colapsar, y que de pronto ya no puedes mas, persevera hasta que veas realizadas tus metas. ¡Tu satisfacción será muy grande, demostrarás que eres un vencedor!

Persevera cuando sientas que el desanimo te invade. No te permitas descansar cuando de prosperidad abundancia y felicidad se trate. Si crees que ya “no hay más que hacer”, persevera con pasión hasta el último instante porque cuando tú crees que todo acabo. En todo momento, persevera todo el tiempo hasta que logres tus metas. ¡Dios vino para darte vida y vida en abundancia! ¡Así que persevera por tus metas!