11 de abril: Consagración de jóvenes emprendedores

11 de abril: Consagración de jóvenes emprendedores

Por

lunes01921
La existencia de emprendedores es esencial para el desarrollo de cualquier economía. Son ellos quienes con sus ideas y proyectos impulsan la creación de nuevas empresas, negocios y oportunidades de trabajo para el resto de la sociedad.

La mayoría de los emprendedores son jóvenes que ven o experimentan una necesidad que nadie les puede suplir y se lanzan a idear una empresa que preste esos servicios que no están disponibles. Gracias a los emprendedores, hoy el mundo cuenta con empresas que permiten acceder a mejores servicios a menor costo, con innovaciones que mejoran la calidad de vida de las personas y con más puestos de trabajo para la población.

Sabiendo la importancia que tiene el éxito de los emprendedores para la economía en general, en el Congreso para el Progreso se realizará una consagración especialmente para ellos, porque detrás de los casos de éxito conocidos hay muchos intentos que fracasaron.

Recuerde, este lunes 11 de abril en el Congreso para el Progreso se realizará la Consagración para los Jóvenes Emprendedores. Lo esperamos a las 8, 10, 12, 16 y 20 h en Av. Corrientes 4070, Almagro.

Un emprendedor no le tiene miedo a los desafíos

lunes02921Yonatan Ojeda participa desde hace tiempo del Congreso para el Progreso con objetivos claros, él quiere tener la vida abundante que Dios prometió en Su Palabra y no va a desistir hasta que todas sus metas sean realidad. Por esa razón para lograr su independencia económica aprendió el secretó del Altar, la fidelidad, la confianza y consultar a Dios antes de tomar de decisiones.

De esta manera se convirtió en el propietario de tres negocios que le permiten contar con una estabilidad económica que pocos pueden alcanzar en tiempos de crisis.

“Me encontraba ante un dilema, tenía unos ahorros guardados para abrir un negocio, pero no me alcanzaba, no llegaba al monto necesario para lograrlo, entonces, tomé la mejor decisión que pude haber tomado en ese momento, decidí invertirlo en el Altar. Valió la pena tener esa actitud de fe porque gracias a Dios al día de hoy tengo tres negocios.

Es más, el último negocio que abrí sextuplica el valor de lo que tenía inicialmente, y está ubicado en una excelente ubicación en el Microcentro”, afirma sonriendo porque sabe que esto es solo el comienzo.