¿Su voz es saludable?

¿Su voz es saludable?

Por

Tal vez usted nunca se detuvo a pensar en el bienestar de su voz, pero posiblemente ya debe haber notado algunos cambios de tono, agudo y altura de ella. La falta de cuidados puede ser la culpable por difusiones momentáneas o incluso lesiones más graves. “Para tener la voz saludable, lo ideal es mantener la garganta siempre hidratada, bebiendo pequeños sorbos de agua en intervalos cortos. Se engaña quien toma 1 litro de agua de una sola vez pensando que está ayudando a hidratar la región de las cuerdas vocales”, advierte Juliana de Ponte, fonoaudióloga, de la Ego Multi-clínicas, en Ribeirão Pires y Santo André, en el ABC Paulista.

Según ella, es importante evitar gritos, carraspeos, susurros y esfuerzos para cantar o hablar por un largo período sin pausas, donde la lubricación vocal no recomience. “Aconsejamos tomar agua en temperatura ambiente o fresca y el consumo de manzanas, pues son los mejores ítems para la hidratación y la rehidratación de la región laríngea”, aconseja.

Todos los líquidos que contienen cafeína, como la yerba mate, el propio café, los alimentos grasos, las frituras en general, además del chocolate, la manteca y las bebidas alcohólicas, si se consumen en exceso, son perjudiciales a la salud vocal.

Muchas veces, el límite de la voz y del cuerpo no es respetado. “Generalmente, algunos indicios comienzan a aparecer, pero no lo percibimos o lo ignoramos. Esas situaciones son compuestas por el resecamiento en la garganta, el deseo de toser y de carraspear para ver si mejora el ronquido, pero esto solo perjudicará aún más”, comenta la fonóloga.

“Nunca aconsejamos usar espray, pastillas, caramelos de menta, té o hacer gárgaras. Estos actúan como anestésicos, haciendo el efecto contrario de la hidratación. En ese caso, la persona se esfuerza aún más para hablar y por un tiempo mayor”, explica Juliana.

El ronquido no es común durante más de 7 días. Pasando ese período sin mejoras, es aconsejable buscar a un otorrinolaringólogo, que posiblemente encaminará al paciente a sesiones de fonoaudiología. “Las causas de la falla en la voz pueden ser funcionales, por el uso incorrecto vocal u orgánico, por las alteraciones o la paralización en las cuerdas vocales, siendo más común la aparición de nódulos, pólipos, quistes, edema de Reinke – provocado por el tabaco. Cuídese”, finaliza.