¿Cómo protegerse del sol en verano?

¿Cómo protegerse del sol en verano?

Por

El sol es insdispensable para la existencia humana. Pero en la actualidad, debido a la destrucción de la capa de ozono, puede ser nocivo para nuestra salud.

El acelerado crecimiento demográfico, está agotando los recursos naturales del planeta y saturando la capacidad de infraestructura. Además de generar mayor contaminación, el crecimiento industrial conlleva a los principales problemas de contaminación para la humanidad (desechos tóxicos, efecto invernadero, lluvias ácidas y contaminación de ríos, lagos y mares).

Pero hasta hace poco, no se conocía a ciencia cierta sobre la gravedad de la destrucción de la capa de ozono; cuyo agujero ha alcanzado una dimensión mucho mayor que el doble de la extensión territorial de los Estados Unidos. La capa de ozono es la que nos protege de las radiaciones ultravioletas que provienen del sol, por lo tanto al verse tan deteriorada, esto se convierte hoy en un problema más que debe enfrentar la humanidad.

El sol es indispensable para el desarrollo humano en todos los aspectos de la vida. Pero ¿qué pasa cuando nos exponemos horas y horas al sol con tal de alcanzar ese bronceado anhelado?

El acelerado crecimiento demográfico, está agotando los recursos naturales del planeta y saturando la capacidad de infraestructura. Además de generar mayor contaminación, el crecimiento industrial conlleva a los principales problemas de contaminación para la humanidad (desechos tóxicos, efecto invernadero, lluvias ácidas y contaminación de ríos, lagos y mares).

Pero hasta hace poco, no se conocía a ciencia cierta sobre la gravedad de la destrucción de la capa de ozono; cuyo agujero ha alcanzado una dimensión mucho mayor que el doble de la extensión territorial de los Estados Unidos. La capa de ozono es la que nos protege de las radiaciones ultravioletas que provienen del sol, por lo tanto al verse tan deteriorada, esto se convierte hoy en un problema más que debe enfrentar la humanidad.

El sol es indispensable para el desarrollo humano en todos los aspectos de la vida. Pero ¿qué pasa cuando nos exponemos horas y horas al sol con tal de alcanzar ese bronceado anhelado?

La piel que cubre y protege nuestro cuerpo, se renueva cada 28 días en capas muy finitas. Por lo cual tenemos que tener especial cuidado con ella al exponernos al sol.

Los rayos solares nocivos para la salud de la piel, son los infrarrojos y los ultravioletas, dado que la atraviesan pudiendo quemarla y dañarla; por eso el horario de mayor riesgo para la exposición solar es el que va desde las 11 de la mañana hasta las 4 de la tarde. Por ende, se aconseja resguardarse en un lugar seguro donde prevalezca la sombra.

Las pieles no son todas iguales

La piel se protege fabricando melanina: unos granitos de pigmento marrón que la broncean evitando su daño. Los rubios o de piel blanca, fabrican poca melanina, por eso es que se enrojecen fácilmente sin broncearse. Y los pelirrojos requieren aún más cuidados ya que al exponer al sol su piel, genera pecas y manchas. Las pieles más oscuras, en cambio, suelen fabricar mayor cantidad de melanina, por ende, se broncean fácilmente. Es necesario utilizar protectores solares acordes a su tipo de piel.

El FPS (factor de protección solar) identifica la protección que ofrece el producto contra los rayos UV. A mayor número de FPS, mayor protección.

El daño solar es acumulativo, se queda en la piel toda la vida, pudiendo provocar cáncer de piel, el cual se manifiesta como una mancha o lastimadura que no se va y que casi nunca duele ni molesta. Entonces debemos tomar conciencia de lo que puede generar en nosotros una inapropiada exposición solar.

¿Cómo cuidar y proteger nuestra piel al momento de la exposición solar?

Aquí van algunos consejos saludables a tener en cuenta:

*No exponerse al sol entre las 10 y las 16 horas. Como medida práctica siéntase seguro, para la exposición solar, cuando su sombra sea mayor a la altura de su cuerpo.

*En la nieve, el agua y en la arena, los rayos solares se reflejan por lo que es imprescindible contar con la protección adecuada.

*Use protector solar con FPS 15 como mínimo. Aplíquelo en la piel 30 minutos antes de exponerse al sol y de forma pareja. Repita la aplicación si transpira mucho o si se mete al agua. Aplíquelo incluso en los días nublados. No olvide colocarse, en las partes sensibles como: partes calvas de la cabeza, orejas, cuello, nariz, empeines de los pies y manos

*Use protector labial.

*Use sombrero.

*En el caso de los niños y ancianos maximice los recaudos utilizando bloqueadores solares.

*Utilice anteojos de sol adquiridos en ópticas, para no dañar sus ojos.

Luego de la exposición solar

Tras una jornada de playa es recomendable que proporcione a su cuerpo algunos cuidados especiales. Comenzando por una ducha de agua tibia o fría que apague la sed de la piel para aplicar después una capa generosa de crema hidratante o post-solar, rica en sustancias calmantes y refrescantes.

Luego, si nota su piel aún seca o estirada aplíquese tras la ducha, con la piel todavía mojada, una capa de aceite corporal; y si la piel tira, productos con aloe vera ya que poseen propiedades calmantes de gran eficacia.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games