Yo puedo vencer

El obispo Renato Cardoso habla sobre la importancia de tener un compañero para participar del Proyecto IntelliMen: “Ya sea un Itrainer, o alguien que quiere participar, sabe que el hombre, por naturaleza, es muy individual. A él no le gusta hablar de sus problemas, ni abrirse con nadie, prefiere no pedir ayuda, no le gusta compartir.

Somos de naturaleza competitiva y tenemos la tendencia de pensar que, si revelamos nuestros secretos a otro, él creerá que es mejor. Es por eso que el hombre prefiere guardar las cosas para sí, pero al hacer eso, es él quien está perdiendo.

Pero ningún hombre es autosuficiente ni sabe todas las cosas. Quien ya hizo el proyecto IntelliMen, y lo terminó junto a un compañero, aprendió en cada desafío lo mucho que necesita a su compañero.

Alguno puede preguntar, ¿Lo puedo hacer sólo? Por supuesto, pero tiene que saber que está haciendo el Proyecto según sus reglas. Porque el primer desafío es encontrar a un compañero y continuar con ese compañero hasta el último desafío.

Por eso, si no consigue realizar el primer desafío ¿de qué le sirven los otros 52? Está haciendo las cosas parcialmente y no podrá tener beneficios. Comprométase para que su experiencia en el Proyecto sea satisfactoria”.

“Gracias al proyecto IntelliMen mejoré como hombre”

Cristian pudo terminar los 53 desafíos: “Cuando conocí el proyecto IntelliMen me di cuenta que había cosas que tenía que cambiar.

Practiqué boxeo mucho tiempo y crecí con esa formación dentro mío, no dejaba que nadie me aconsejara, solo escuchaba al entrenador. Pero gracias a los desafíos, me di cuenta que necesitaba ayuda.

Aprendí a ser más humilde, mi esposa me apoyó en los desafíos, ahora soy más compañero y cuido más mi vida espiritual. El desafío 38 fue el que más me ayudó. Fui bautizado en el Espíritu Santo. Me salieron oportunidades en todas las áreas, el IntelliMen fue fundamental en mi vida”.

Destacados

Notas Relacionadas