Viernes, toque el Manto Consagrado

Laura: “Tenía un terrible dolor en el pie, hacía tres días que tenía ese dolor. Para caminar doblaba el pie. Vine a la Hora del Milagro, toqué el Manto, me hicieron la oración y no siento absolutamente nada. No podía caminar y ahora camino bien, me sanó Dios”.

 

 
María: “Cuando llegué a la reunión, tenía mucho dolor en los hombros y en los brazos. El pastor me oró y cuando toqué el Manto, los dolores que tenía se me fueron. Ahora ya no me duele nada estoy sanada totalmente y no pagué nada, solo Dios me sanó”.

 

 

Ella llegó a la Hora del Milagro adolorida, pero después de tocar el Manto Consagrado se sintió aliviada: “Llegué con dolores en los brazos y no podía cerrar las manos. No iba a venir a la Iglesia, pero me levanté y vine. Cuando pasé y toqué el Manto se me fue el dolor que tenía”.

 

 
Este hombre llegó sin poder caminar pero tocó el Manto y fue sanado: “Yo tengo una úlcera, se me hinchaba la pierna y no podía caminar bien. Por el dolor que tenía, caminaba rengo. Toqué el Manto y de repente mi pierna funciona, puedo caminar, estoy curado”.

 

Viernes a las 8, 10, 12, 16 y principalmente a las 20 h en Av. Corrientes 4070, Almagro o haga clic aquí y vea la dirección de la iglesia más cercana a su hogar.

Destacados

Notas Relacionadas