Viajar al Templo de Salomón

Sebastián habla acerca de su experiencia en el Templo de Salomón:

“Yo quería ir al Templo de Salomón, para conocer ese lugar del que había escuchado diferentes experiencias. La verdad es que, al entrar al templo de Salomón, superó mis expectativas. Ningún otro lugar en el mundo se puede comparar, es diferente la paz que uno siente. Lo que más me marcó de la visita al Templo de Salomón fue que uno se siente más conectado con Dios, uno entra y lo siente.

Volví realmente diferente, hubo un antes y un después en mi vida. Yo sabía que iba volvería cambiado, ahora me estoy preparando para volver porque lo necesito. Lo que encontré ahí no lo experimenté en ningún lugar. Los proyectos que yo tenía empezaron a fluir luego del viaje. Vale la pena el sacrificio para conocer el Templo de Salomón”.

Destacados

Notas Relacionadas