Tres hábitos de un hombre de éxito

Si usted se detiene a observar, podrá ver que nuestra rutina diaria está llena de hábitos. Son costumbres que adquirimos y que realizamos sin esfuerzo, porque ya forman parte de lo que nosotros somos. Algunos pequeños ejemplos de la presencia de esos hábitos en nuestra vida son: cuando alguien se cepilla los dientes todas las mañanas de la misma manera, o cuando una persona almuerza todos los días a la misma hora.

Algunos hábitos son inofensivos y hasta útiles en nuestro día a día, pero hay otros que se vuelven problemas en la vida de la persona. “El hombre es fruto de los hábitos que mantiene. Si usted analiza la vida de una persona y comienza a evaluar sus hábitos, entenderá porqué su vida es de esa manera. Su cuerpo es un reflejo de sus hábitos alimenticios. El pecado es un hábito, es un vicio, como la mayoría de los pecados. Todos los hábitos de una persona definen la vida que tendrá”, observó el conferencista Renato Cardoso, en el encuentro mensual para hombres que sucedió en el Templo de Salomón, ubicado en la capital paulista, el pasado 5 de agosto.

Como lo destacó Cardoso, en la charla especial, la Biblia enseña, en el libro de Santiago, en el capítulo 1, en el versículo 19, que hay tres hábitos que un hombre debe cultivar y que lo ayudarán a tener éxito en la vida: ser pronto para oír, tardío para hablar y tardío para airarse.

1) Ser pronto para oír:

“Eso significa humildad. Este hábito no es muy común en el hombre. Este, por tener que exigirse, por querer mantener la apariencia, termina resistiéndose al hecho de que necesita aprender, y necesita oír. Si usted desea tener éxito, necesita ser humilde para aprender. Quien es orgulloso no aprende, cree que lo sabe todo. El humilde es aquel que reconoce: “Yo no sé, yo no tengo la respuesta, necesito informarme, necesito investigar’. Este es el humilde. Ese hombre, que tiene el hábito de estar siempre listo para oír, siempre crecerá, porque está dispuesto a aprender. Esté listo para oír, listo para ser enseñado, listo para ser moldeado, listo para ser discipulado”, orientó el conferencista.

2) Tardío en el hablar:

“No tiene que ver con ser callado ni tampoco ser una cotorra. Tiene que ver con medir sus palabras, celar por ellas. No se precipite a prometer algunas cosas y luego decir que usted no las hará. Es su palabra, como hombre, que lo define. El hombre vale la palabra que tiene. En el pasado cuando un hombre hacía un acuerdo con otro, le daba su palabra, por eso existe la expresión “yo le doy mi palabra”. Ser tardo para hablar es saber cuándo se tiene que hablar”, agregó Renato.

 

3) Tardío para airarse:

“Esto tiene que ver con las emociones. La ira es un poder que tiene que ser reservado para momentos puntuales de nuestra vida. En un día de indignación santa, usted es capaz de realizar más que en un año entero de su vida. Usted toma la decisión que debería haber tomado hacía mucho tiempo. Un hombre que no se aíra es un hombre pasivo, que acepta todo, que es humillado, avergonzado y no hace nada con respecto a eso. Pero la ira es mala cuando usted no la usa de la manera correcta o cuando permite volverse una persona tomada por la rabia, temperamental, de un temperamento explosivo al punto de que nadie le soporta. Muchas mujeres “van pisando huevos” cuando están cerca de sus maridos, porque ellos son explosivos. Son hombres que no tienen el control de su propia rabia. Ser tardío para airarse, significa que usted sea controlado, que tenga dominio de sus acciones”, concluye.

 

Cambie los malos hábitos de su vida

Si usted desea tener una vida mejor, cambie sus hábitos. Haga una autoevaluación de los comportamientos que le han perjudicado, que le han traído problemas y no le ayudan a crecer en la vida. Usted no puede recoger resultados diferentes si siempre tiene las mismas actitudes frente a las situaciones de la vida.

 

Proyecto IntelliMen

Ya estamos en el segundo semestre de 2017, pero aún hay tiempo de que usted se vuelva un hombre aún  mejor. Si todavía no participa del Proyecto IntelliMen, haga clic aquí y vea más detalles. Son 53 desafíos que le ayudarán a desenvolverse como persona.

Interiorícese de las novedades del grupo por medio de la página oficial en Facebook.

Destacados

Notas Relacionadas