Terapia del Amor

La vida de a dos no es sencilla, porque no siempre se puede estar de acuerdo con lo que el otro piensa. Las parejas necesitan aprender a complementarse para lograr una convivencia armoniosa. Es importante tener en cuenta estos consejos para no generar fricciones innecesarias o para poner paños fríos en una situación en la que todo está a punto de explotar:

• Ceda y comparta el espacio físico, el egoísmo no es bueno para las relaciones de pareja. Cada uno debe saber ceder su espacio para que el otro pueda valorar la actitud mostrada por su pareja.

• Ceda la palabra y escuche lo que el otro le está pidiendo.

• Ceda sus prejuicios y respete las opiniones de su pareja.

• Ceda su orgullo y valores los atributos de la persona con la que convive, no la denigre, pues no querrá recibir lo mismo de su parte.

• Ceda su tono de voz durante una diferencia de opiniones y aprenda a no usar palabras que hagan que el otro malentienda el diálogo.

Pusieron sus vidas en las manos de Dios

Cecilia tenía problemas en todas las áreas de su vida, pero especialmente en su vida sentimental: “Yo nací en un hogar sin padre. Eso me generó problemas en mis vínculos con los hombres. Me involucré con hombres mayores que yo y eso me frustraba, hasta que un día me invitaron a la Universal”.

Carlos también llegó con problemas sentimentales “Tenía pareja y de repente se terminaba y no entendía por qué. Me casé, pero duró dos meses y me separé, conocí a otra persona, me puse de novio de vuelta, estuvimos tres años, pero se terminó. Yo decidí poner mi vida sentimental en las manos de Dios”.

Los dos tenían los mismos problemas y terminaron unidos a través de la fe, como cuenta Cecilia: “Empecé a participar en las charlas de la Terapia y empecé a cambiar mi forma de pensar.

Participé de la Campaña por mi vida sentimental. Dejé todo en el Altar y cuando estuve preparada encontré a la persona correcta. Estoy feliz, no sabía que podía tener un matrimonio bendecido”.

Destacados

Notas Relacionadas