Soltera después de los 30

La exigencia por una relación viene de todos lados. Familia, amigos y usted misma no dejan de cuestionar por qué la soltería aún permanece en su vida. La tía pregunta: “¿A dónde está el novio?” La amiga dice: “Pero, ¿cómo una mujer tan bonita como tú no tiene a nadie?” Y, finalmente, usted termina: “¿Habrá algo malo en mí?” Y la cosa empeora cuando usted comienza a compararse con sus amigos que están de novios o que ya están casados.

Esos son ingredientes para el fracaso en la vida amorosa. Y si mezcla todo y lo deja en el horno de su corazón, con las emociones prendiendo fuego, en poco tiempo saldrá un maravilloso pastel de ansiedad. Y también alcanza para hacer una cobertura de carencia y frustración. Esa es la receta perfecta para un desastre.

“Muchas personas viven en una crisis emocional, piensan que nunca van a encontrar a nadie. En esa fase de ansiedad, la persona le presta más atención a las cosas que alimentan la frustración, en vez de mirar hacia lo que va a ayudarla a resolver el problema”, explica el escritor y conductor Renato Cardoso.

La pedagoga Carolina Fonseca Leone (foto al lado), de 31 años, está soltera y enfrenta bien eso, no dejándose llevar por los sentimientos de carencia y ansiedad. “Sé que es una necesidad de cada ser humano compartir la vida con alguien, pero, como aún no encontré a un buen compañero para eso, busco no dejarme llevar por esos momentos”, dice.

Para la escritora y conductora Cristiane Cardoso, esposa de Renato, la forma como la persona ve al mundo define si la espera por un compañero será ansiosa o tranquila. “Por ejemplo, alguien que mira las relaciones que no funcionaron con tristeza, no ve que fueron una oportunidad de identificar los errores y arreglarlos, y que el problema sería mucho mayor si se hubiera casado.”

La pareja también recuerda que la soltería debe huir de las comparaciones. Ellas son un verdadero veneno. “No se compare con amigos o familiares que se casaron más jóvenes. Si hace eso, va a pensar que se quedó atrás. Y existen personas que lograron ser felices en el amor a los 30, 40, 50, 60 años. Mire hacia las cosas positivas, a parejas y solteros que son un buen ejemplo.”

¿Qué hacer mientras espera?

Carolina ya sigue los consejos presentados por Renato y Cristiane y también aprovecha el tiempo de soltera para invertir en sí misma. “Busco mantener amistades queridas y relevantes, aprender cosas nuevas, estar con la familia y cuidar mejor mi interior. También empecé a permitirme conocer a nuevas personas”, cuenta.

La pedagoga destaca también que dejar que la razón hable más alto es esencial. “A veces la carencia golpea, pero el secreto es no vivir intensamente esos momentos. Sentimos la falta de muchas cosas en la vida y no por eso tomamos actitudes impensadas para ‘satisfacer’ tales deseos.”

Para aprender el amor inteligente, esquivar los obstáculos de la vida de soltera y ser feliz, participe de las reuniones de la Terapia del Amor. Las mismas se realizan todos los jueves a las 10, 16 y 20h, en la Universal de Almagro, Av. Corrientes 4070 o ingrese aquí y encuentre la dirección donde se lleva a cabo la terapia.

Destacados

Notas Relacionadas