Resultados de los Casos Imposibles

“Conquisté un departamento a estrenar”

Amalia: “Hace seis meses que persevero en la Cadena de los Casos Imposibles, porque durante diez años estuve viviendo de alquiler. Para mí era un caso imposible tener mi departamento propio, por eso venía a la reunión sábado tras sábado.

Esto fue un milagro de Dios porque el día lunes me llamaron de la escribanía, el miércoles firmamos el boleto de compraventa y el viernes fui a mi departamento nuevo, a estrenar. Traje las llaves de mi nuevo departamento, el Dios de lo Imposible me dio la victoria”.

“Mi hijo fue sanado de insuficiencia hepática aguda”

Alicia: “Participando de la reunión de los Casos Imposibles mi hijo fue sanado. Cuando vine a pedir por él se encontraba casi muerto. Él tenía encefalopatía hepática, estuvo trece días en terapia intensiva, dos en sala común, con transfusión de sangre y diálisis. Era un caso imposible hasta para los médicos. Incluso él tuvo dos juntas médicas porque los doctores no pueden creer que él está vivo.

Para que eso suceda tuve que venir a la reunión de los Casos Imposibles, creí en el Dios de lo Imposible y hoy mi hijo está sano”.

Si usted tiene un imposible en su vida o en la de algún ser querido, acérquese a participar de la reunión de los Casos Imposibles este sábado a las 7, 9, 19 y especialmente a las 15 h en Av. Corrientes 4070, Almagro.

Notas Relacionadas