¿Qué es lo que le ha quitado el sueño?

Son muchos los factores que pueden robarle el sueño a una persona durante la noche. Entre ellos están las preocupaciones del día a día, enfermedades, problemas personales, cuestiones emocionales y perturbaciones de orden espiritual.

Esos factores pueden reflejar la situación social del país y las condiciones que la población está enfrentando como crisis en la salud, desempleo y corrupción. O, pueden estar vinculados a los disturbios del sueño como la apnea o terror nocturno.

El insomnio es una epidemia global

En general, las personas ya se acostumbraron a dormir dos horas menos por la noche que en las generaciones anteriores, de sus padres y abuelos, que sería un mes menos de descanso por año. Esto sucede mucho por causa de los estímulos tecnológicos y por la ansiedad del estilo de vida actual.

En todo el mundo, el insomnio amenaza la calidad de vida de un 45% de la población, según la Asociación Mundial de Medicina del Sueño. La Organización afirma que el mundo vive una epidemia de restricción del sueño y esto es un factor de riesgo para trastornos mentales, como depresión y ansiedad.

Autoridad de la fe

Frente a todos estos datos e implicaciones, ¿Cómo podemos calmar los pensamientos que no nos dejan dormir?

Según el obispo Edir Macedo, en un texto publicado en su blog, el insomnio, (así como el miedo, la depresión, los complejos, los fracasos sentimentales y la inseguridad) es un síntoma de la acción de espíritus de la duda. Son problemas espirituales que pueden ser expulsados con una vida vivida con base en la fe.

“Como la fe carga la autoridad de Dios para librar a los que creen, también la duda trae en sí la autoridad del mal para esclavizar a los que no creen. Por eso solo hay plenitud de vida cuando exite un ejercicio de la fe sobrenatural. Solo la fe puesta en práctica neutraliza a la acción mortal de las dudas en lo cotidiano. La fe es la autoridad de Dios para usarla contra toda y cualquier acción del mal. En la fe no hay incertidumbres, miedos, traumas o debilidades” explicó.

Si usted sufre algún tipo de problema de salud, económico o espiritual y no ha encontrado la solución, concurra a las reuniones de Liberación del Templo de la Fe, que se realizan todos los viernes a las 8, 10, 12, 16 y 20 horas. Si usted quiere encontrar la Universal más cercana a su casa, haga clic aquí.

Destacados

Notas Relacionadas