¿Por qué tratamos mal a quien nos quiere bien?

Algo tan simple, pero tan ignorado en muchas relaciones: tratar al otro con amabilidad.

No porque conviva con una persona significa que tenga derecho a tratarla de mala manera.

Al contrario, por convivir, debería tener más paciencia con quien tolera su defectos. Ser amable no es sencillo, pero quien nos ama y a quien amamos merece que la tratemos con respeto.

Adopte la costumbre de nunca tratar a la persona amada de forma brusca o agresiva. Eso no cuesta nada.

www.renatocardoso.com/es

Destacados

Notas Relacionadas