Padres abandonan a una recién nacida enferma porque su tratamiento era caro

La pequeña Sun Menghan nació con una grave enfermedad en el hígado denominada atresia biliar (un problema en el hígado que afecta a los ductos biliares del recién nacido). Por eso, reside en el hospital desde hace 8 meses, desde que vio la luz, y constantemente pasa por cirugías para que su salud sea estabilizada. Recientemente pasó por un trasplante de hígado, pero su organismo rechazó el órgano donado y fue necesario realizar otras cirugías. Lo más triste de esta historia, sin embargo, es que sus padres la abandonaron para que muera en el hospital.

Sun es de China, hija de un operario de la provincia de Anhui, del norte de este país. El salario de este hombre (del cual no se divulgó el   nombre para preservación de su identidad) es de 2 mil yuans por mes (aproximadamente 285 dólares). Su esposa es ama de casa y fue diagnosticada con depresión.

La enfermedad de la pequeña Sun hace que sus vías biliares se obstruyan e inflamen fácilmente, perjudicando el funcionamiento del hígado y, consecuentemente, la salud de todo su organismo. Por ser complejo, el tratamiento tiene un costo mayor de lo que el salario de la familia podría pagar. Luego de tres meses intentando hacer que la niña se vuelva saludable, el matrimonio decidió abandonarla en el hospital, pues “compensaría más” tener otro hijo que intentar salvarla. Afortunadamente, el abuelo de la niña, un agricultor del interior de China llamado Sun Sitao, se conmovió con la situación y fue al rescate de su nieta.

De acuerdo con el periódico británico Daily Mail, los abuelos de la niña gastaron todos los ahorros que tenían para pagar el tratamiento de la nieta, pero eso no fue suficiente. Sin embargo, en lugar de desistir de la niña, fueron en busca de ayuda y ya recaudaron 500 mil yuans (más de 72.500 dólares). Esas donaciones fueron realizadas por parte de la sociedad china, que está empeñada en conseguir los recursos para pagar el tratamiento de la niña, que costará aún más que eso.

Independientemente de cuánto dinero sea recaudado hasta que Sun Menghan pueda salir del hospital, una cosa jamás podrá ser comprada: el amor de sus padres.

No temas

Desafortunadamente, el caso de Sun no es el único. Con frecuencia los periódicos presentan noticias de padres tirando a sus hijos a la basura o abandonándolos de las más diversas maneras. Pero, aunque el hombre abandone a sus propios hijos, Dios jamás hará lo mismo. Es lo que está escrito en la Biblia:

“¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? ¡Aunque ella lo olvide, Yo nunca me olvidaré de ti! He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpida; delante de Mí están siempre tus muros.” Isaías 49:15,16

Obviamente, lidiar con el dolor del rechazo, aún más cuando quien nos rechaza es quien debería amarnos, no es algo fácil. Sin embargo, quedar alimentando el sentimiento de conmiseración o rencor no es el camino correcto. Es necesario aprender que podemos condicionar nuestros sentimientos a la razón y mirar hacia adelante, ya que si usted fue rechazado un día, sepa que esa no fue la última vez que eso sucedió. “Otra cosa de la vida a la que usted debe acostumbrarse es el rechazo. Usted puede ser la persona más buena, más competente del planeta, y aun así ser rechazadaLo que no puede hacer es tomar eso como si fuera un ataque a su persona”, aconseja Renato Cardoso, en su blog.

 

Por eso, en lugar de volverse tímido, amargado, resentido, con miedo de intentar cosas nuevas, desconfiado de todo y de todos, a causa de un rechazo o un problema, la mejor reacción que usted puede tener es sacudirse el polvo e ir hacia adelante. “Hágase hoy un favor a usted mismo. Perdone a todos aquellos que una vez lo rechazaron o le trataron mal. Dígase a sí mismo que lo que sucedió no fue nada, y siga adelante con su vida. No se sorprenda si después de esto usted se siente una tonelada más liviano”, finaliza Renato.

Si usted necesita ayuda para vencer los sentimientos negativos que lo aprisionan, participe de una reunión en la Universal. Haga clic aquí y encuentre la dirección más cercana a usted.

Destacados

Notas Relacionadas