“Mi vida financiera está complicando mi matrimonio”

Pasar por dificultades económicas, la mayoría de las veces, puede traer problemas en el matrimonio y disgusto en la pareja. No suplir las necesidades de la familia y no cumplir con los compromisos hace con que haya muchas exigencias entre los dos y consecuentemente un desgaste en la relación. En esta edición de la “Escuela del Amor Responde” los profesores Renato y Cristiane Cardoso ayudan a la alumna Janaína a lidiar con este problema.

Janaína – Mi vida económica está complicando mi matrimonio. En este momento, solo mi esposo está trabajando y está muy estresado. Nuestra relación se enfrió y cayó en la rutina. ¿Qué hago para que mi matrimonio no llegue al fin por esta causa?

Cristiane – Usted no debe perder su relación. El cariño y el apoyo que uno le brinda al otro no necesita dinero. Pasar por una situación difícil no es motivo para que se enfríen. Ustedes deberían confortarse, apoyarse y animar uno al otro. El problema es que si ustedes priorizan más el valor de las cosas que no tienen, esa falta de dinero afectará la relación. Si valoran la relación, no será afectada. Conozco parejas que estaban pasando por serios problemas financieros, pero al unirse, lograron vencer. El problema es que muchos desperdician la oportunidad que tienen: la oportunidad de estar más cerca de la pareja, de juntarse más, de darse más apoyo uno al otro.

Renato – Es natural que su marido se sienta estresado y se exija mucho por causa de la situación económica. El hombre generalmente se exige más que la mujer en esa cuestión y, por causa del estrés, se cierra más y se desanima, lo que puede incluso afectar su vida sexual. Su matrimonio se enfrió, pero no debería ser así. Su compañero debe saber administrar los problemas, es necesario que comprenda lo que está sucediendo y, principalmente, que todo está conectando una cosa con la otra. Y si usted, Janaína, se está quejando de que faltan cosas en su casa o no está siendo proactiva para minimizar la situación, debe tomar una actitud. Debe unirse a él y apretarse el cinto, ser muy eficientes en el uso de los recursos que sobraron, es decir, el ingreso de él. Le cabe a usted, que está ahora en la casa, mientras no encuentre otro trabajo, descubrir maneras de ahorrar, no gastar innecesariamente y mantener la paz en la medida de lo posible, para que la carga de él no sea más pesada. De esa manera, él va a notar que usted ha sido una mujer compañera, comprensiva y que ha ayudado en esa etapa que están viviendo. No es necesario exigir demasiado. Basta, junto con él, poner en el papel cuánto ganan y hacer el presupuesto de la familia. Esa es una manera de comenzar a solucionar algunos puntos de la vida económica. Usted también puede encontrar otras formas de incrementar la entrada. Por ejemplo, puede realizar otras actividades, como ser vendedora autónoma. De esa forma, usted, mujer virtuosa, entra en acción y no deja las responsabilidades económicas solo sobre los hombros de su marido.

Cristiane – En vez de estar lamentándose o quejándose con su marido sobre que él está estresado y que la vida sexual de ustedes ya no es la misma, use su fuerza para apoyarlo en todos los sentidos. Intente hacer su parte y aumentar la entrada de su hogar, porque cuestionar a su pareja sobre su comportamiento puede desgastar aún más la relación. Usted verá que con esa actitud estarán bien, aunque estén pasando por momentos de dificultad.

Para saber más cómo solucionar los problemas de la vida sentimental, participe en la reunión de la Terapia del Amor, todos los jueves a las 10, 16 y 20h, en una la Universal de Almagro, Av. Corrientes 4070 o haga clic aquí para ver las direcciones donde se lleva a cabo la terapia. En cada reunión, parejas, novios y solteros aprenden sobre el amor inteligente y cómo desarrollar la relación en pareja.

Destacados

Notas Relacionadas