Los vicios estaban destruyendo su salud

Mónica Mussini: “Legué a la Universal porque tenía vicios y fumaba mucho, debido a esto me agarraban neumonías muy fuertes. También estaba mal espiritualmente. Estaba muy triste y angustiada. Busqué ayuda en el espiritismo, hacía que me tiraran las cartas.

Después me metí en un lugar muy ortodoxo y me abandoné como mujer. Allí conocí a un hombre, con el que tuve a mi quinto hijo. Me empecé a sentir mal porque él tomaba, yo me enojaba y gritaba. Decidí dejar ese lugar.

Un día escuché en la radio ‘Pare de Sufrir’ y decidí ir. Muchas personas comenzaron a acosarme y hablarme mal porque frecuentaba la iglesia. Empecé a tener conflictos espirituales.

Mi hijo estaba en los vicios y tratando de dejar el alcohol, tuvo un accidente en el que se clavó un destornillador en la cabeza. Para los médicos no había solución. Decidí hacer un voto con Dios y me respondió; salió adelante y a los 20 días dejó el hospital.

Me alejé de la iglesia, pasaron los años y mi matrimonio y mi familia se destruyeron. A mi hija le salieron quistes en el pecho, ahí me acordé de Dios y decidí volver a la Universal. Luchando, mi hija se curó y mis hijos, hoy me respetan y me valoran como madre. Soy una mujer distinta y estoy totalmente liberada de los vicios gracias a Dios”.

Destacados

Notas Relacionadas