La Última Piedra: Cura de los Vicios, domingos 15 h

Marcelo: “Laura y yo llegamos juntos al tratamiento, los dos consumíamos. Yo estuve así durante seis años, empecé consumiendo marihuana y seguí con el alcohol. Como no me hacían efecto comencé con las pastillas, tomaba mucho Rivotril y para no dormir, por las noches tomaba cocaína. Una noche llegué a tomar cuatro tabletas de pastillas.

Empecé a delinquir a los catorce años. Manejaba autos y motos, me empecé a juntar con personas mayores que yo y comencé a robar con ellos”.

Laura también vivió momentos que quedarán en su memoria para siempre: “Yo consumí cigarrillo, alcohol y marihuana. Al principio estábamos bien, nos drogábamos juntos, pero después a mí no me gustaba cómo se ponía cuando se drogaba, así empezaban las peleas. Cuando mi papá se enteró que salía con él, fue hasta la casa, le pegó y lo amenazó, pero nos seguimos viendo a escondidas. Mi familia me quiso llevar a un juez de menores para que lo dejara de ver. Mi vida era un desastre”.

Mientras tanto, Marcelo intentaba salir de esa vida, pero no lo lograba. “Mi familia estaba destruida por los vicios. Salía por las noches y no me importaba morir. Cuando tenía catorce años mi papá murió calcinado y eso dejó un vacío en mi corazón que quise llenar con las drogas, me empecé a cerrar con la gente. Estuve depresivo, intenté ahorcarme dos veces y me corté las venas una vez. Ya no tenía ganas de vivir, me había peleado con ella y su familia no me quería.

Hasta que mi suegra me invitó a la iglesia y dejé todo. Hoy no necesito consumir, ni salir a robar. Hoy tengo dos trabajos gracias a Dios”.

Laura también encontró lo que necesitaba en el Tratamiento Definitivo para la Cura de los Vicios: “Hoy tengo paz y tranquilidad, dejé todo y él se lleva muy bien con mi papá, es como su hijo. Nos casamos hace un año y medio y estamos muy bien, tenemos muchos planes.”, afirma Laura.

Participe usted también de la reunión del Tratamiento definitivo para la Cura de los Vicios y compruebe en su vida o en la de un ser querido que existe una salida para este mal. Lo esperamos este domingo a las 15 h en Av. Corrientes 4070, Almagro o haga clic aquí para ver donde se lleva a cabo el tratamiento.

Destacados

Notas Relacionadas