La fuente de su desánimo


Todos los días se levanta cansada y sin ganas de nada a pesar de que afuera el sol está brillando. Va al médico, pero no le encuentran nada y le dicen que seguramente puede estar relacionado con su salud emocional.

El psicólogo Bruno Almeida comenta: “Normalmente, las mujeres que se dicen tristes describen un dolor como un sentimiento de incapacidad.

La tristeza hace que nuestro organismo cambie, por eso es necesario que piense en cómo se ha sentido para que busque una forma de mejorar su estado”.

La señora Viviane Cajeu explica: “La falta de paz, es una de las razones por las que las mujeres se sienten tristes. Es porque no consiguen ver más allá de sus ojos, las mujeres dejan de lado la fe, no tienen paz y eso les genera ese sentimiento. Por eso, necesitan creer que sus vidas están en las manos de Dios y de esa forma tendrá paz en todos los desafíos que se les presenten”.

Solución
La señora continúa diciendo: “Ella se convierte en una mujer amargada, no sonríe.No es una persona que sea agradable de tener cerca. Se queja y piensa que todo saldrá mal”. La paz que Dios le puede dar, va más allá de las circunstancias. Esta le hace saber que no hay motivos para preocuparse, porque Él tiene el control de todo.

Destacados

Notas Relacionadas