Invierta su tiempo con inteligencia


El comienzo del año es el mejor momento para realizar los ajustes necesarios para alcanzar los objetivos propuestos. Realizar un examen de su patrón de comportamiento le indicará en qué gasta mayor cantidad de tiempo, cómo ha invertido su dinero, de qué manera se ha comprometido con lo que desea alcanzar. Las conclusiones a las que llegue le darán un panorama completo de su capacidad de planificación, organización y productividad.

Tanto si usted trabaja en relación de dependencia, como si lo hace de manera independiente, puede ser muy útil tener conocimiento de dónde hay falta de organización, cuáles son los puntos débiles de su planificación y cuáles las distracciones que le impiden ser productivo.

Uno de los grandes secretos del éxito de los empresarios más importantes del mundo es escribir sus metas y cada semana hacer algo que los acerque al cumplimiento de sus objetivos. De esta manera no se pierde la concentración y uno mantiene su foco en lo que desea conquistar.

Con el objetivo de ayudarlo a concretar sus metas existe el Congreso para el Progreso porque en cada enseñanza práctica usted aprende a colocar su fe en acción. Este lunes a las 8, 10, 12, 16 y especialmente a las 20 h participe del Congreso para el Progreso.

Las puertas se abrieron para ellos

Daniel: “Todas las puertas estaban cerradas, teníamos un negocio que era solo apariencia, la gente venía a comprar y no teníamos mercadería. Había deudas por todos lados, debía el alquiler de un año y los impuestos, era un total de 100.000 dólares. Sin trabajo y sin clientes era imposible salir de esa situación.

Sin embargo, perseveramos con fe en las reuniones del Congreso para el Progreso y pudimos pagar las deudas. Dios nos dio condiciones de comprar mercadería y de recuperar clientes. Además hace poco compramos un 0 km. Las puertas se abrieron para nosotros”.

Adriana: “Estaba desempleada, no tenía motivación, no tenía proyectos. Recuerdo que sufría ataques de pánico, fobias, inseguridad, no sabía qué hacer como abogada. Además, estaba haciendo carrera en la municipalidad de La Matanza, pero todos mis caminos estaban trabados. Empecé a hacer el Congreso para el Progreso y fui subiendo escalón por escalón.

Hoy soy Directora General de una Secretaría del Gobierno, tengo mi propio estudio jurídico, pude comprar un estudio a estrenar en el centro de San Justo y tengo clientes de toda la Argentina. Con mi esposo compramos un departamento a estrenar y cambiamos los vehículos”.