“Estaba pasando necesidades al punto de no poder alimentar a mi hija”


Acaba de terminar la Hoguera Santa del monte Sinaí y ya comienzan a presentarse las respuestas que demuestran que Dios desciende en la vida de los que sacrificaron su vida en el Altar para cambiar su historia.

Teresita Villalba: “Tuve un problema económico muy grande, ante tantas dificultades no me quedé paralizada, me esforzaba al máximo, pero aun así no lograba salir adelante. Trabajaba haciendo changas para poder subsistir con mi hija, pero pasaba necesidades y no podía cubrir las cuentas.

Mi papá me traía mercadería porque no teníamos ni para comer en mi casa. La ayuda de mi mamá fue fundamental para que a mi hija no le faltara un plato de comida.

Estaba cansada de pasar por tantas necesidades, en ese momento llegó la Hoguera Santa del monte Sinaí y yo creí, entonces sacrifiqué. Dios me respondió antes de lo que esperaba.

Recibí de regalo una rotisería completamente equipada, Dios hizo un milagro al darme las condiciones de tener mi propio negocio. La rotisería está creciendo cada vez más, tengo muchos clientes y estoy trabajando muchísimo.

Lo que Dios hizo en mi vida es impagable e inexplicable, porque cambió mi vida totalmente al participar de esta Hoguera Santa en el monte Sinaí”.

Notas Relacionadas